El Estrecho: un lugar único en el Mundo


“©INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA" como autor y propietario de la información geográfica suministrada ante cualquier exhibición o difusión de la misma, o de parte de ella o de cualquierproducto que aún de forma parcial la incorpore o derive de ella.

El Estrecho de Gibraltar. Nieuwe Paskaart van de Kust van Hispania Van’t Klif tot aan Velez Málaga als mede de Kust van Barbaria van Larache tot Belis. Met al zyn Diepte en Droogte Naaukeurigh Opgestelt door Liefhebbers der Zee Vaart. 1695. “©INSTITUTO GEOGRÁFICO NACIONAL DE ESPAÑA”.

Para los que vivimos en este rincón de Andalucía, hablar del Estrecho de Gibraltar es sinónimo de playas vírgenes, dunas, viento de levante, cetáceos y África. Pensamientos evocadores de buenas sensaciones y sentimientos. Para el que no vive aquí o no lo conoce, “el estrecho” le evocará seguramente una imagen muy distinta: inmigración y pateras. Una realidad, que el gaditano a pesar de la cercanía, como la sociedad española, vive de espalda, y que sólo se sobresalta con la anécdota o la tragedia. Contrastes de realidades que el visitante vivirá de primera mano, seas o no de aquí, cuando divises por primera vez desde el Faro de Camarinal, en el Cabo de Gracia, las impresionantes vistas del Estrecho de Gibraltar. Al otro lado veras la costa africana, y sí, lo que ves es Tánger. A sólo 32 km. de distancia.

El Umbral batimétrico de Camarinal.

A la izquierda, en tierra firme observarás una gran masa boscosa formada por pinos piñoneros. Se trata de la Punta o Cabo Camarinal que no sólo da nombre al faro sino también a un accidente geográfico muy singular y objeto de estudio por geólogos, geógrafos y oceanógrafos: el “umbral batimétrico de Camarinal” o  “Camarilla Sill”. Es decir, el punto casi más inmediato a la superficie del fondo marino entre la península Ibérica y el continente africano.

Es aquí en Punta Camarinal, en línea recta con la costa africana donde las profundidades alcanzan la batimetría más baja:  -284 m. aprox. A ambos lados de esta cordillera submarina encontramos fosas y valles submarinos con profundidades de -900 m. en la zona de la Bahía de Algeciras.

Camarinal Sill_Umbral Batimétrico

Umbral batimétrico de Camarinal. En la imagen superior se representa la topografía de la superficie submarina del Estrecho de Gibraltar. Entre A y B encontramos el umbral batimétrico de Camarinal con profundidades relativamente superficiales (- 300 m.). Imagen: Brandt, P., Alpers, W. & Backhaus, J. O., Study of the generation and propagation of internal waves in the Strait of Gibraltar using a numerical model and synthetic aperture radar images of the European ERS 1 satellite, J. Geophys. Res., 101, 14237-14252 (1996).

Camarinal Sill_Umbral Batimétrico_SociedadGeologica

Umbral batimétrico de Camarinal. Imagen: Evolución morfológica y estratigráfica plio-cuaternaria del umbral de camarinal (Estrecho de Gibraltar) basada en sondeos marinos. Varios autores. Revista Sociedad Geológica España, 13 (3-4), 2000.

Trazados_Puente_Gibraltar

Trazado de los pasos fijos sobre El Estrecho de Gibraltar

La existencia de este “umbral submarino” centra buena parte de los estudios que actualmente se realizan sobre el Estrecho de Gibraltar y desde muy diversos campos: desde la oceanografía con estudios sobre el intercambio de las masas de aguas procedentes del océano y del mediterráneo hasta desde un campo tan diferente como es la ingeniería civil que ve en él la posibilidad de construir un paso fijo -túnel o un puente- entre ambas orillas. Aunque resulte inverosímil, es en este punto -el más lejano entre ambas costas con casi 32 km.- donde se podría construir la que sería considerada la mayor obra de ingeniería jamás construida ante la imposibilidad de hacerlo allí donde la distancia entre ambas orillas es menor, en la zona conocida como el “Cañón del Estrecho”, entre punta Canales (España) y punta Cires (Marrueco) ya que en este punto se alcanzan una batimetría de 900 m. de profundidad.

Conociendo estos datos y realizando un ejercicio imaginativo vamos a realizar un repaso de forma muy somera y sin entrar en aspecto muy técnicos -para eso podéis consultar las fuentes- por la historia geológica del Estrecho de Gibraltar. El primer episodio destacable lo encontramos hace nada en “tiempo geológico”.  Retrocedemos miles de años hasta el último periodo glaciar, Würm III, que  provocó una regresión marina que disminuyó la superficie de océanos y mares. Entonces se alcanzó el denominado Último Máximo Glacial, es decir el nivel del mar bajó hasta cotas nunca alcanzadas: -120 metros por debajo de la actual (Siddall et al., 2003). Esto significó que por ejemplo en el Estrecho de Gibraltar, en los Montes Tartessos (con una batimetría de -150 m. en la actualidad) quedasen a sólo 30 m. de la superficie. A pesar de la espectacular regresión, ambos continentes seguian separados, aunque a una distancia mucho menor: a solo 11 Km.

Hay que retroceder mucho más años en la línea del tiempo para intuir como era en origen el Estrecho de Gibraltar. Y aquí entramos en terrenos pantanosos, al no contar con datos fehacientes aunque sí con fundadas sugestiones.

Los “dos Estrechos de Gibraltar”.

423px-Messinian_palaeogeography.svg

En la imagen se representa gráficamente la situación de los antiguos estrechos rifeño (R) y bético (S), éste último ya cerrado en la imagen. Wikimedia Commons.

Retrocedemos exáctamente hasta el Mioceno, 7.2 M. años. En un esfuerzo imaginativo superior, la zona actual del Estrecho se encontraba emergida y la comunicación por mar entre el primitivo océano Atlántico y mar Mediterráneo estaba a muchos kilómetros del Faro Camarinal. Por un lado, al sur, entre el Atlas y la cadena del Rif, por la profunda depresión llamada el surco de Tazza, mar y océano se comunicaban por el Estrecho Rifeño. Millones de años después se abrió un segundo estrecho al norte del actual, exactamente a los pies de la meseta, por las provincias de Sevilla y Córdoba. A este nuevo estrecho entre mar y océano se le llama: el Estrecho Bético. Éste era de aguas profundas y ricas en fauna. Así, se explica la existencia de enormes ostras, dientes de tiburón y huesos de ballenas como los descubiertos en Montilla (Córdoba) a mediados del siglo XX.

La Crisis Salina del Mesiniense.

A finales del Mioceno, los fondos marinos del estrecho progresivamente se levantan y el Estrecho Bético se cierra por Murcia y Alicante creándose un profundo golfo que se irá colmatando poco a poco: el Valle del Guadalquivir. El paso de las aguas interoceánicas quedó supeditado al Estrecho Rifeño. Éste quedaría finalmente cegado miles de años después por la emersión a causas de movimientos tectónicos de la meseta marroquí. Esto provocó que el mar Mediterráneo se convirtiera en un gran lago sin comunicación con el océano Atlántico. Se inicia lo que se conoce como la Crisis Salina del Mesiniense, un período de tiempo que se caracterizó por una evaporación del Mediterráneo casi completa que provocó una acumulación masiva de sal en sus fondos marinos.

Durante la desecación los principales ríos que desembocan en el Mediterráneo excavaron profundas gargantas, a modo de valles, en los márgenes de la cuenca mediterránea desembocando en lagos salinos situadas en las partes más profundas, a más de un kilómetro y medio de profundidad. Hoy, encontramos ejemplos de estos paleocanales en las desembocaduras de los río Ebro, Nilo y Ródano, pero también en El Estrecho de Gibraltar, donde en la Bahía de Algeciras se alcanza batimetrías de -900 m. que contrasta con los escasos -150 m. de los Montes Tartesos, situados en las profundidades del frente costero de la punta Camarinal. Daniel García-Castellanos, científico del Instituto de Ciencias de la Tierra del CSIC en Barcelona, ha estudiado este valle submarino del Estrecho de Gibraltar y sostiene que la erosión producida por la inundación que reconectó el Atlántico con el Mediterráneo provocó, hoy oculto por las profundidades marina, lo que conocemos como el “Cañón del Estrecho”. Daniel García-Castellanos afirma que:

el estudio ahora publicado muestra que cuando las aguas del Atlántico empezaron a reinundar el Mediterráneo a través del estrecho, el desnivel entre ambos mares hizo que el agua entrante produjera una rápida erosión, profundizando su propio cauce y desencadenando la mayor y más abrupta inundación que conocemos en la Tierra. El valle erosivo que dejó este proceso en el fondo marino tiene al menos 200 km de longitud, unos 8 km de anchura y varios cientos de metros de profundidad”.

Esta hipótesis acaba parcialmente con esa imagen que nos hemos creado de unas impresionantes cascadas y sostiene que debió consistir más bien en un descenso más o menos gradual desde el Atlántico hasta el centro del Mar de Alborán, no por ello menos espectacular, ya que sostiene que el Mediterráneo se llenó en sólo 2 años.

Representación gráfica sobre el llenado del mar Mediterráneo.

Representación gráfica sobre el llenado del mar Mediterráneo. Imagen: Rober Pibernat. 

Daniel García-Castellanos añade que “de forma parecida a este video, la erosión se propagó corriente arriba, explicando porqué sus efectos se ven decenas de kilómetros al oeste del estrecho, en el Golfo de Cádiz“.

gibraltar_espartel_atlantida

Representación gráfica de la localización geográfica donde el geólogo francés Marc-André Gutscher sitúa la mítica ciudad de la Atlántida. Imagen: BBC.

Desde entonces el Estrecho de Gibraltar quedó tal como hoy lo conocemos, ¿o no?.  Griegos y fenicios determinaron que aquí se encontraban los límite de las tierras conocidas y el punto final de sus viajes. La puerta hacia un nuevo mar sin tierras, enorme y desconocido, en el que no se atrevían a adentrarse. La sensación de lejanía de esta zona a las metrópolis griegas y fenicias, hizo que las leyendas y mitos relacionados con el Estrecho y sus regiones cercanas, se extendieran desde los primeros tiempo por el Mediterráneo. Así llegamos a Hércules, del que se cree que vivía en las grutas atlánticas cercanas al cabo Espartel y al mito de la Atlántida, que un geólogo francés, sitúa el umbral submarino de Espartel o Banco de Majuán, en la actualidad a una batimetría de -56 m.;  pero que durante la glaciación Würm III debió ser una isla en mitad del Estrecho. Con el fin del período glaciar el mar subió aceleradamente y Espartel quedaría poco a poco sumergida. Fuertes terremotos y posteriores maremotos acabarían con la isla quedando definitivamente sumergida. Platón habría conocido la historia de esta isla, y se habría inspirado en ella para crear el mito que ha llegado a nosotros como la Atlántida.

Éste y otros secretos y curiosidades aguarda al viajero que se acerque a este paso natural entre el mar Mediterráneo y el océano atlántico. Sin género de dudas un lugar único en el Mundo.

Para saber más:

About these ads

10 Respuestas a “El Estrecho: un lugar único en el Mundo

  1. Bueno tocayo, esto es para leerlo detenidamente, o dos veces. Ya entiendo que “Camarinal Sill” es una especie de puerto de montaña sumergido dentro del Estrecho. Y claro hablas de batimetrías bajas a -300 m. En Cádiz a eso le llaman “agua tapá”. Buen trabajo te has pegao para que todos lo entendamos.

  2. Curiosimamente, exitio un terreno sumergido en tiempos similares en Doggerland, al norte de Holanda, documentado con yacimientos arqueologicos, sus habitantes pasaron a poblar Frisia y el sureste de Inglaterra, si las fechas son buenas es seguro que hubiera ocupacion humana en esta Isla de Atlantida

    • Hola Cristóbal,
      desconocía esta otra isla sumergida. De primera, la teoría de localizar la isla en el Estrecho me pareció inverosímil, pero a medida que iba leyendo pienso que no es tan descabellada. Otra cosa es la leyenda, pero sí la batimetría en algunos punto es menor, al parecer -56 m. en el umbral submarino de Espartel o Banco de Majuán, que durante la regresión por la última etapa glaciar, no sería de extrañar que esa isla estuviera habitada. Es una buena historia para un documental. Saludos.

  3. En verdad que el estrecho de Gibraltar es un lugar único en el mundo, y en el artículo se dicen muchas cosas interesantes, pero no se refleja toda la verdad y no es cierto que el istmo, que existió en lo que hoy es el estrecho de Gibraltar, se rompiera al final del Mioceno o principios del Plioceno (es decir, hace 5,5 millones de años).
    Esto es lo que dicen generalmente los geólogos, pero se equivocan, al no tener en cuenta los últimos descubrimientos, los cuales hacen imposible que dicha ruptura se produjera en tan remota época, sino en una mucho más temprana (5500 años a.C.), es decir, antesdeayer, como lo corroboran las pruebas de C14 realizadas en los sedimentos del mar Negro, los cuales determinan que dicho mar cambió de salinidad repentinamente hace unos 7500 años, momento en el que paso de ser un lago de agua dulce para convertirse en un mar de agua salada.
    Esto solo pudo ocurrir, si hasta dicha época hubiera perdurado el istmo de Gibraltar, siendo la secuencia de los hechos la siguiente:
    • El istmo de Gibraltar, aunque la tectónica de placas tendía a romperlo, se consolidó con el aporte de sedimentos y no se destruyó entonces.
    • En aquella época los estrechos turcos (el Bósforo y los Dardanelos) estaban cerrados, propiciando lo que el nivel del Mediterráneo estuviera muy bajo (crisis mesiniense).
    • Hace unos dos millones de años se abrieron los estrechos turcos, provocando que la cuenca póntica aralo caspiana desaguara en el Mediterráneo. Como consecuencia el Mediterráneo subió considerablemente de nivel, pero permaneciendo muy por debajo del actual y por debajo del océano Atlántico, gracias a que seguía existiendo el istmo de Gibraltar).
    • La Atlántida apareció en este momento, configurando una gran isla en torno a las actuales islas Cícladas.
    • Hace unos 7500 años se rompió el istmo de Gibraltar, se inundó el Mediterráneo y desapareció la Atlántida. Este proceso duró aproximadamente 40 días, y no dos años como dice el artículo.
    • Acto seguido comenzó a llenarse el mar Negro, proceso que duró aproximadamente un año, y en este mar es donde tenemos las pruebas irrefutables de que ocurrió así.

    Para saber más, consultar la página web: http://www.atlantidaegeo.com

    • Gracias por tu aportación Paulino. Desconocía esta otra teoría que usted sostiene. Como tantas otras igual de verosímil como puede ser la que ofrece el geólogo francés. En cuanto al istmo de Gibraltar como habrás observado he tratado de ceñirme a lo que las fuentes que he consultado describen (buena parte de las que aparecen bajo el epígrafe “Para saber más”), sin mayor pretensión que una pura divulgación no científica ya que no soy ningún experto en el tema. No obstante su aportación me parece igual de interesante porque al fin y al cabo todas son teorías más o menos fundamentadas. Saludos desde Cádiz. José Manuel.

    • Hola Sonia,
      Desconocía que habías escritos sobre ello. ¡Vaya casualidad! y no eres la primera persona con la que me ocurre algo parecido con otros temas. Son dos artículos totalmente complementario ya que en esta ocasión he querido alejarme de la historiografía y centrarme en otros estudios de tipo geológico y mira por donde los dos hemos tratado el mismo tema. Llevaba un mes largo leyendo y releyendo densos artículos de geología y geomorfología intentando extraer a Román paladino lo que en ello se dice y mi trabajito me ha costado ya que mis conocimientos sobre el tema eran de “cultura popularilla”. No sé si te ocurrirá lo mismo, pero a cada artículo se abre nuevos interesantes temas como el tema del fósil de ballena en Montilla (Córdoba). Seguiremos curioseando….

      Saludos.
      José Manuel.

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s