Año 1927. Puerto de Cádiz: ¡un billete a Nueva York por favor!


Cuando desde Cádiz se podía viajar a Nueva York. La historia del Magallanes.

Museo ‘El Dique’
NAVANTIA Astilleros Puerto Real
11510 Puerto Real (Cádiz)
Teléfonos: 856 21 33 62
Email:oficina.turismo@puertoreal.es

Esta es ya segura una historia sabida por muchos. Pero yo la acabo de descubrir y es sin duda, una historia apasionante. Hoy mismo desde Cádiz solo se puede viajar en barco hasta las Islas Canarias pero hubo un tiempo donde desde Cádiz podías viajar a Cuba, Nueva York, Venezuela, Filipinas… Era el tiempo de los grandes buques de vapor.

Antonio López y López nació en Comillas (Cantabria) y emigró a Cuba donde hizo fortuna en el comercio. Se dedicó al negocio del transporte marítimo, fundando la compañía Antonio López y Cía. En 1859  la compañía fundada por Antonio López colabora con el Estado español prestando sus barcos para el traslado de soldados a las campañas bélicas de África. Un año después obtiene la concesión del correo entre España, Cuba y Puerto Rico. Estos y otros servicios prestados al Estado español afianzó la amistad del naviero con el rey Alfonso XII, quién le otorgó la dignidad de Grande de España y Marqués de Comillas.

Antonio López y López, convertido ya en el primer armador español establecerán una de sus delegaciones en Cádiz, en el que sería el puerto base de la flota para las operaciones con América. Hay que remontarse 125 años e imaginarnos un paisaje muy diferente de una zona de Puerto Real de pinares y marismas donde aún siguen llegando trenes al puerto de El Trocadero cargados de vinos de la campiña jerezana con destino a Europa. No muy lejos del puerto, en la playa de Matagorda, Antonio López y López comienza a construir el Dique de Carena o dique seco, instalación portuaria destinada a poner las embarcaciones fuera del agua para efectuar reparaciones en su parte externa.

En julio de 1881, Antonio López constituye la Compañía Trasatlántica Española de donde comienza a formar parte grandes buques que son adquiridos por la compañía en el extranjero y reparados en las factorías de Puerto Real o Bilbao.

En 1920 los buques adquiridos durante los primeros años de la Compañía Trasatlántica Española  empiezan a ser retirados y reemplazados por nuevos buques que está vez sí, son construidos en astilleros españoles gracias a un acuerdo de la naviera con la Sociedad Española de Construcción Naval para la construcción de nuevos buques en las factorías que la compañía de Antonio López poseía en Matagorda (Puerto Real, Cádiz).

Es así, como empieza a construirse en  los astilleros de Puerto Real los primeros grandes buques trasatlánticos destinados a una línea regular, de la que Cádiz era puerto de paso entre Barcelona  y Nueva York.

Y en 1927 cae al agua de la bahía gaditana el Magallanes, buque construido en la factoría de Matagorda y que ahora identifico con esa famosa foto de la botadura de un trasatlántico en los astillero de Puerto Real. El día cuando el Magallanes cayó al agua  tuvo que ser festivo en la Bahía de Cádiz, la Reina Doña Victoria Eugenia fue madrina de botadura del Magallanes y en su construcción trabajaron más de 1500 personas. Tras las oportunas pruebas, el buque pasaría a formar parte de una línea regular que unía Cádiz, último puerto de embarque en la península con las Américas y Nueva York.

El Magallanes, fuente: Vida marítima

El pasaje de Cádiz a Nueva York de modo regular duró poco, a los pocos meses la compañía se vio obligada a reducir el itinerario, llegando sólo a puertos de Centroamérica. Desconozco cuanto podía costar un pasaje a Nueva York, pero según –vidamaritima.com– el precio del pasaje a La Habana en tercera clase era de 700 pesetas (el doble -1500 pesetas- para primera clase) Los gaditanos ya sólo podían viajar a Nueva York en alguna de las 6 rutas al año, que la compañía realizaba partiendo desde Barcelona haciendo escalas en Tarragona, Valencia, Alicante, Málaga, Cádiz y Tenerife.

Interior El Magallanes, foto fuente: Vida marítima 

El Magallanes vivió años difíciles durante la guerra civil española cuando fue requisado como buque de apoyo militar. En uno de sus viajes abordó a un carguero italiano que terminó en el fondo del mar. Las autoridades declararon culpable del accidente al Magallanes, que pasó varios años embargados en un puerto de Turquía hasta su recuperación años después. El hijo pródigo volvía al dique seco de Matagorda para ser reparado y pintado con los colores e insignias del régimen franquista. Ello, curiosamente le sirvió de salvoconducto para no ser torpedeado durante la II GM constituyéndose como uno de los pocos trasatlánticos neutrales que cruzaban el océano atlántico.

El Magallanes siguió dando servicio marítimo entre la península y Nueva York hasta el año 1953, cuando el buque hecho amarras en Bilbao para una modernización que nunca llego. En 1957 fue vendido como desaguaces y terminó así, una vida de 30 años muy ligada a la Bahía de Cádiz.

En torno a la factoría de Matagorda creció un barrio de obreros de la factoría hoy día desaparecido. Dentro de la factoría se construyo diversos edificios civiles como una escuela, la capilla en memoria de Antonio López o un orfanato.

Escuela en la factoría de Matagorda, fuente: Apellidos de Puerto Real

Para conocer la historia del Magallanes, de otros buques o de la propia historia de la factoría de Matagorda, en las instalaciones de Navantia Puerto Real se ubica el museo del Dique, en la antigua cámara de bombas y donde aún, se puede ver el Dique Seco (1872)  construido en piedra ostionera y que aún mantiene su sistema manual de apertura y cierre de compuertas.

Nosotros nos hemos puesto en contacto con la Oficina de Turismo de Puerto Real para concertar una visita al museo. No es fácil. Según nos han comentado en un email la visita al museo es bastante complicada debido a que se encuentra en el interior de la factoría, y las medidas de seguridad establecidas por el Ministerio de Defensa son bastante importantes, debiendo ser las visitas por grupos y con autobús alquilado por el propio grupo (esto último no lo entiendo). A pesar de ello, si logramos concretar un grupo para el mes de septiembre, desde la oficina de turismo de Puerto Real se comprometen a realizar las gestiones oportunas para la visita.  

Fuentes: La Voz de Cádiz, Escobén, Apellidos de Puerto Real, Manuel García historia de la navegación, El lugar de Juan Pan, Vida marítima

José Manuel Oneto

Anuncios

2 Respuestas a “Año 1927. Puerto de Cádiz: ¡un billete a Nueva York por favor!

  1. JOÃO lo siento pero no tengo esos datos… intenta contactar con alguna de las personas detalladas en “Fuentes” al final del artículo, tal vez ellos te puedan ayudar. Saludos. José Manuel.

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s