El Palomar de la Breña


dsc03005_1

Cortijo de La Porquera, Palomar de la Breña

El Palomar de La Breña es, como su nombre indica, un palomar del s.XVIII que se sitúa en el corazón del Parque Natural de La Breña y Marismas de Barbate, en el cortijo de La Porquera.

Se trata de uno de los tres palomares más grandes de Europa, aunque el tamaño va siempre en relación con el de la finca. El tamaño de los nidos (hornillas) tiene que ser suficientemente espaciosa para que macho y la hembra puedan resguardarse juntos, estableciéndose el mínimo de 35 centímetros.

Las razones que llevan a una paloma torcaz a retornar al nido son todavía hoy un misterio. Lo que sí está claro es lo bien que el hombre ha aprovechado esta circunstancia a la hora de convertir estas aves en mensajeras.

Otras utilidades tradicionales que han tenido el palomar consiste en el aprovechamiento de las deyecciones de las palomas, llamadas palominas, como abono de cultivos exigentes en nitrógeno y ácido fosfórico como el cáñamo y el tabaco. Por otro parte, este estiércol se batía con el mayal para hacerlo polvo, con el fin de arrojarlo sobre el campo en tiempos de lluvia, donde se diluía y evitaba que los cultivos se quemaran. Otro uso del excremento de paloma consistía en la producción de nitrato para hacer pólvora de fusil.

Antes de la aparición de los abonos químicos, la importancia de la palomina era tal en algunas regiones que su valor se estipulaba en los contratos de arrendamiento, pudiendo hasta figurar también en los de matrimonio como parte de la dote. Una paloma produce de dos a tres kilos al año, por lo que el palomar de La Breña tenía que producir entre 10 y 15 toneladas de palomina al año.

En cuanto a la tipología arquitectónica del palomar, esta se base en lo funcional, y todo detalle va encaminado al fin de criar las palomas en las mejores condiciones. La del palomar de La Breña la forma una estructura sin tejado y en calles paralelas. Sus muros son gruesos y altos (11 metros), y presentan nidos por ambas caras, lo que multiplica por dos la cantidad de nidos por metro cuadrado de muro construido. La presencia del patio permite a las palomas posarse sobre los dos grandes paños de tejado, de suave pendiente, mientras que los baños en el canal central hacen su función quedando perfectamente protegidos del viento y de los predadores.

dsc03030_1

Palomar de la Breña

En la actualidad, el Cortijo de La Porquera es un hotel rural y el acceso al palomar es libre. Solo es necesario indicar al recepcionista que vienes a ver el Palomar. Una vez dentro todo está limpio. Ya no hay palomas en el palomar. Hay varias rutas que nos llevan hasta el palomar. Desde Vejer de la Frontera tenemos la ruta  R.I.4  y desde Barbate la R.I.5 pasa junto al Cortijo de La Porquera ( a 1.5 Km. de la ruta) 

Anuncios

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s