Panteón de Marinos Ilustres


Puerto Real – Panteón de Marinos Ilustres

Modalidad: cicloturismo
Distancia: 35 Km.
Duración: 4 horas (incluida las visitas)
Dificultad: Ninguna.
De interés: Cisternas romanas, Pateón de Marinos Ilustres, Puente Zuazo, Real Carenero
Ruta vía satélite: Puerto Real – Pateón de Marinos Ilustres

Hace unos meses visitamos el Monasterio de Nuestra Señora de la Defensión, uno de esos lugares poco conocido de la provincia de Cádiz que  rezuma historia y tranquilidad. Esa misma, que también se deja notar en el Panteón de Marineros Ilustres de San Fernando. Otro de esos lugares históricos ocultos y olvidados que sólo conocen los turistas avispados de historias y leyendas.

Desde Puerto Real salimos una vez más con nuestra bicicleta en dirección San Fernando. A la altura del Puente Melchor nos paramos para contemplar lo poco que deja ver la lona blanca que oculta las cisternas romanas que las obras del AVE han permitido rescatar del olvido. Ese mismo que tras meses de trabajo, parece haber envuelto el yacimiento, donde ya no se trabaja a la espera de no sé qué…

La ruta hasta San Fernando es la habitual por la vía de servicio hasta Tres Caminos. Una vez allí, cruzamos el polígono industrial con intención de visitar la Carraca y llegamos a un carril abierto sobre el arrecife con motivo de las obras del AVE. Es domingo, por lo que podemos circular por el carril sin temor a que nos desalojen del mismo. A la altura del ferrocarril, cruzamos la vía por un pequeño paso subterráneo. ¡Cuidado! es habitual encontrarlo inundado. De todos modos, la opción más segura es llegar hasta San Fernando y cruzar el puente de hierro que nos lleva hasta la Carraca.

dsc04860_1

Arsenal de la Carraca

Una vez en la Carraca, el militar que guardia nos comenta que para visitar las instalaciones se precisa de un permiso expedido por el Ayuntamiento, documento que no llevamos y que por tanto nos impide visitar la Carraca y su desconocida prisión

Volvemos sobre nuestros pasos para cruzar el caño Sancti Petri por el famoso puente de hierro de San Fernando que une la isla de San Fernando con la isla de la Carraca. Ya en el poblado militar de San Carlos nos dirigimos al Panteón de Marinos Ilustres.

dsc04870_1

Puente de Hierro de la Carraca

Llegamos a la gran plaza donde se ubica el Panteón de Marinos Ilustres. Visto el edificio en el conjunto de la plaza, es lógico pensar que nos encontramos ante la fachada principal del edificio. Pero no es así. A pesar de ser la entrada más conocida del Panteón de Marinos Ilustres no es la principal. Junto a la plaza, el marco en piedra ostionera de una puerta del antiguo hospital militar de marina indica lugar exacto donde se ubicaba el antiguo edificio hoy desaparecido.

dsc04876_1

Monumento conmemorativo del lugar donde estuvo en Hospital Militar

La entrada al Panteón de Marinos Ilustres es libre y gratuita los fines de semanas (sábado y domingos). De lunes a viernes sólo se abre a colegios, asociación y grupos previa cita. Para entrar en el Panteón es necesario dar un rodeo al actual edificio y entrar por unos de los laterales. Pero antes, hay que identificarse a la entrada del recinto. En nuestro caso que íbamos con bicicletas, las tuvimos que dejar junto a la garita de guardia a la entrada del recinto amurallado. Una vez identificados, uno de los militares de guardia nos acompañará hasta el Panteón.

dsc04882_1

Entrada sur Panteón de Marinos Ilustres

La entrada al Panteón se realizada por una puerta latera junto al Museo Naval de San Fernando. Antes de entrar nos paramos ante la placa que contiene la relación de victorias de las Armadas de España: desde la Conquista de Mallorca en 1229 hasta la Campaña del Mediterráneo (1936-1939). Desgraciada batalla está última, por lo que supuso de enfrentamiento civil entre ciudadanos de un mismo país.

dsc04884_1

Detalle placa Victorias de las Armadas de España

Ya en el Panteón nos recibe Sergio Torrecilla, historiador y guía (civil,  no militar) del Panteón de Marineros Ilustres. Un guía que nos hará pasar un buen rato conociendo la interesante historia del Panteón. Sólo por el mero hecho de conocer a Sergio ya merece la visita.

Aunque Sergio no se remonte a los orígenes de la Armada, está ya utilizaba los abrigos naturales de las salinas de San Fernando como puerto refugio. Junto al Puente Zuazo, el Real Carenero no poseía las mejores instalaciones para la reparación de embarcaciones de Guerra… y aunque sus instalaciones se utilizó para reparar barcos de guerra de la Armada Real español, por eso lo de “Real” Carenero, se optó por trasladar los barcos a un nuevo astillero funcional, cerca del mar y con mejor perspectiva desde el punto de vista defensivo: El Arsenal de la Carraca.

Con la Carraca llegarían otros ilustres edificios, como son el Real Instituto y Observatorio de la Armada, el museo Naval de San Fernando, la Escuela de Suboficiales de San Fernando o el mismo Panteón de Marinos Ilustres. Poco a poco se iba conformando en lo que luego vino a llamarse (bajo plano) Población Militar de San Carlos.

Lo que hoy es un Panteón, en origen era la parroquia del poblado militar, dedicado en advocación a la Virgen del Carmen, patrona del mar y de la Armada Española. Es a partir de 1850 cuando se establecer dotar a la antigua iglesia como Panteón donde recordar a todos los marineros (incluido los enemigos)

Pero vayamos por parte. El panteón está lleno de historia y batallitas. Algunas memorables. Otros por todos conocidos. Y otras no tantas. Pero no todos son guerras y batallas… también hay ilustres científicos… ¿recuerda los billetes de 10.000 pesetas? Pues si,  además del Rey y el príncipe Felipe, en el reverso hay un retrato de un tal  Jorge Juan y Santacilia, ilustre científico y marino español cuyos restos precisamente descansan en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando. 

Jorge Juan y Santacilia

En aquella época, principio del siglo XVIII aún se debatía de si el planeta Tierra era una ¿sandía o un melón? Los franceses estaban dispuestos a dar respuesta a tan mayúscula pregunta y quisieron medir la longitud de un grado de meridiano terrestre en las proximidades de Ecuador para compararlo con una medición similar pero en Laponia. Por aquel entonces, Ecuador era una provincia más de España por lo que pidieron permiso al reino de España para poder viajar a Ecuador. España aceptó con una sola condición: que en la expedición viajaran dos científicos españoles. Por aquel entonces ni “científicos” ni “ilustres” teníamos en España pero en la Escuela Naval Militar de San Fernando dos estudiantes destacaban sobre el resto: Jorgen Juan de Santacilla (20 años) y Antonio de Ulloa (19 años). A ambos lo enrolan como los dos científicos españoles de la expedición francesa encargada de medir un meridiano terrestre en Ecuador que a la postré determinaría que en efecto la tierra no es perfectamente esférica. Aquella expedición formó a dos ilustres científicos españoles fundadores del Museo del Real Observatorio Astronómico de Madrid, del Museo de Ciencias Naturales de Madrid o el Real Observatorio Astronómico de Cádiz. Ambos descansan en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando.

03

Otros marinos ilustres son Gravina, Blas de Lezo, Santiago de Liniers… entre otros. No sólo vamos a ver lápidas, en el exterior del Panteón, hay dos cañones que según varios estudios han determinado que pertenecen al Santísima Trinidad, el buque insignia de la armada española hundido en Trafalgar. De nuevo en el interior, detrás del altar, hay una curiosa sala, circular con una piscina en la parte central. Dos losas de mármol negro sin inscripción recuerdan junto a la piscina y una coronal de laurel, a los marinos que están enterrados en el mar o fuera de España. Tradicionalmente, el Juan Sebastián Elcano en sus viajes de instrucción recoge agua de todos los mares y la vierte sobre la piscina en memoria de los caídos.

dsc04922_1

Botijos donde los marinos del Juan Sebastián Elcano
recogen el agua de los mares que recorre en sus expediciones en memoria de los caídos

dsc04917_1

Detalle cúpula de sala circular.
En ella aparece recogida los nombres de todos los busques de la Armada a lo largo de la historia

Esto es sólo la punta del iceberg de muchas historias y batallitas que encierra los muros del Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando. Tras la visita al Panteón se recomienda completar la visita en el Museo Naval de San Fernando, donde posee una importante colección de maquetas y de restos arqueológicos obtenidos del fondo del mar.

La visita al Panteón y al Museo concluye después de 2.5 horas de chute de historia naval. Ya sólo queda volver a Puerto Real. El Observatorio Naval de San Fernando y la visita a la Carraca nos esperan otro día. Por hoy es suficiente. Pero no olvidéis de hacer una pequeña parada de 5 minutos en la frontera española de 1812 y contemplar el paisaje desde el Puente Zuazo… y el Real Carenero. Historia de nuestra provincia.

La vuelta se hace de nuevo por la vía auxiliar de la carretera. Atención. La construcción del tranvía entre Chiclana y San Fernando impide volver a Puerto Real por el Camino de Santiago (por debajo del puente de la autovía del caño Zurraque) Ya en Puerto Real y después de 30 Km., una vez más hemos disfrutado de la bicicleta conociendo un poco más nuestra propia provincia.

Texto/Imagen: José Manuel 
En ruta: Pepehidra, José Manuel

Anuncios

4 Respuestas a “Panteón de Marinos Ilustres

  1. Estimado Jose Manuel. Soy argentino y me interese en recorrer el Panteon de Marinos Ilustres y sobre todo el monumento a Liniers, pero tuve la mala suerte de al llegar encontrrar el recinto cerrado. Tu tendrías mail de Sergio Torrecilla. Gracias y hasta pronto. carlos

    • Estimado Carlos,
      por desgracia no puedo ayudarte con el email de Sergio. Lo desconozco. No obstante, te copio correo electrónico de la Oficina de Turismo de San Fernando: turismo@aytosanfernando.org / nuria.lopez@aytosanfernando.org a quiénes puedes realizar la consulta comentándoles que estás muy interesado en contactar con el guía del Panteón por tu interés en indagar en la historia de Santiago de Liniers, argentino e ilustre capitán de navio de la Armada Española enterrado en el Panteón de Marinos Ilustres. En cuanto a la visita me extraña que estuviera cerrado a no ser que hayas ido de lunes a viernes. La visita son sábados y domingos de 10-13 am. y se entra por una puerta lateral y vigilada al recinto militar donde se encuentra el Panteón.

  2. Estimado Juanjo,
    la visita es recomendable cien por cien. Además como ya cuento en el artículo el guía hace de la visita mucho más atractiva e interesante. Cuando lo visites, háznolo saber y coméntanos la experiencia. Un saludo. José Manuel

  3. Ya tuve la ocasión en el museo naval de Madrid conocer muchas batallas e historias además de enterarme quien era ese Jorge Juan que salía en los billetes de 10000 y que no sabía quien era, cuantos años preguntandomes eso…
    El caso es que tampoco conocía mucho de este lugar, sabía que existía y poco más. Desde luego me parece superinteresante para conocer mas cosas de estos marinos y sus batallas.
    Salu2

    Juanjo

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s