Convento de Caños Santos


cano_santos2

Caños Santos. Webshots

El 16 de Abril, tal como estaba pensado, retomé los aperos de senderismo, y me dispuse a hacer el camino. Quizás por tozudez, quizás por cabezonería, quizás por…. por lo que sea…. Me fui

A las 6:27, el cercanías de Cádiz me llevaba a Jerez, donde el autobús esperaba las 7:00 para emprender el viaje a la sierra. A las 9:50 arribamos a Alcalá del Valle.  Pueblo serrano aunque su apellido sea del Valle. Con calles intrincadas, lugares escondidos, laberinto medieval, estilo musulmán.   Pueblo moro en una palabra!!!  Pueblo bonito, pueblo moderno, pueblo que no está terminado, pueblo con gentes que te llegan al alma.

Después de desayunar en Polear (tengo constancia de ello), emprendí el viaje bajo una pertinaz lluvia que yo esquivaba con el chubasquero. La oficina de turismo estaba cerrada, y era la hora en que las mujeres hacían la compra diaria. Así que me fui al Supermercado Manolin (en la misma calle que el Café Polear) y compré algunos productos para que la travesía se me hiciera más liviana.

Pasé ante el Ayuntamiento de fachada moderna, instalado, no podía ser de otra manera, en la Plaza del Ayuntamiento. Justo enfrente, la fachada de la Iglesia con las imágenes de los santos patronos del pueblo, en una bella azulejería, hacían llamar la atención por su estilo que no podría definir como renacentista o barroco por su espléndida facilidad para albergar las campanas de aviso de todos los acontecimientos del pueblo.

Y pregunté al señor que vendía lechugas, por el camino al Convento de  los Caños Santos….  Le faltó poco para llevarme al sitio. Tuvo un sentido de la hospitalidad que no muchos conocen. Y con los datos que me dio me dirigí al camino.

Carretera. El camino es una carretera, tercermundista según pude leer en una pancarta, pero carretera. Y ahí empezó mi senderismo. Paso a pasito, sin saber cuanto me quedaba, sin saber a qué hora llegaría, sin saber si  se me iría de las manos….. Empecé a caminar. Y a los dos Kilómetros más o menos empezó a llover. Suavecito, pero llovía. Me coloqué el poncho que utilizo para estos casos y seguí sendereando. Me resguardé en una caseta que había junto a la carretera y esperé a que escampara. Y seguí. Sin incidencias. Seguí. Caminando. Continué. Poco a poco.

Monótono. Adelante. Seis kilómetros. Paso a paso. Llegué… Y llegué al ¡Convento de los Caños Santos! Llegué. Para hacer un inciso. Un alto en la descripción, que lo de inciso me suena a quirófano (incisión). Para hacer un alto, diré que días antes había llamado al Ayuntamiento del pueblo, para pedir información. Me dijo un señor que el Convento había sido restaurado y que se lo ofrecían a una empresa para explotarlo como hotel turístico y que en la actualidad estaba cerrado ¡Mecachiiss!  Vaya!  Coño! ¿Y ahora qué? Me voy a Alcalá del Valle que por eso vine.

Y continuando después de la incisión hago una descripción de lo que vi allí. El Convento fue construido en 1542 por orden de Juan Téllez Girón, padre del primer duque de Osuna según consta en uno de los paneles informativos. Son atribuidos más de doscientos milagros a la virgen de los Caños Santos. Cuenta la leyenda que un vaquero llamado Tello Pascual descubrió en 1512, en una cueva, una imagen de la virgen de  un metro y medio de altura aproximadamente, y que a instancias de la virgen fue construido en ese mismo lugar una ermita para darle culto a la Señora (fama común es que por tres veces llevaron y otras tantas se volvió la Santa Imagen a su antigua estancia de cuia acción conocieron o se persuadieron los vecinos con el clero, gustava su magestad deste sitio)

Esta ermita estuvo administrada por unos  ermitaños seglares los cuales estuvieron allí durante 30 años. Y era destino de las romerías que se celebraban el día dos de mayo. (Y por villa le labraron una pequeña Hermita donde la colocaron i estuvo en poder de hermitaños seglares treinta años, más o menos, obrando muchos y portentosos milagros) Hasta que en 1512 se erigió el monasterio y fue el franciscano Fray Martín quién fundó el Monasterio de Nuestra Señora de Caños Santos y fue Primer Prior de su Comunidad de Franciscanos Terceros.

El jueves 15 de febrero de 1810, los pueblos de la comarca fueron sorprendidos por doscientos cincuenta dragones franceses por dar acogida a tropas españolas que fueron apresadas. Por ello, en Cañete, al saber que la Virgen había sido sepultada en un subterráneo y que no recibía culto alguno, salen del pueblo más de cien personas con la intención de trasladar la Imagen a Cañete, aún sabiendo que sus vidas corrían peligro.

Y como es preceptivo en todos los monasterios y conventos de la época, el gaditano, señor Mendizábal, con su ley de desamortización hizo que los monjes abandonaran el convento y el Ayuntamiento permitiera el uso del edificio como cantera para construir los cortijos colindantes. Mi visita al interior del convento fue debida más a la casualidad que a cualquier otro evento. El próximo día 1 de Mayo se celebra como es preceptivo la romería a los Caños Santos, y naturalmente el Ayuntamiento después de la restauración quiere mostrar una imagen limpia del edificio, para lo cual mandó allí a un equipo de mujeres de la limpieza para ponerlo todo en orden. Fue ese día en el que yo llegué a visitarlo. Así que estuve charlando con las limpiadoras y limpiadores que adecentaban el edificio y sus alrededores.

Durante el tiempo que estuve allí cayó la más grande lluvia que yo había visto nunca. Parecía que no tenía fin. La sierra se ocultó tras los negros nubarrones que hacían su trabajo con contundencia. Pero a poco dejó de llover tal como había empezado.

dolmen_tomillos1

Dolmen del Tomillo. Alcaladelvalle.com

Aproveché que unos trabajadores tenían que ir al pueblo para pedirles que me llevaran en su coche hasta el Enterramiento de los Tomillos. Y así lo hicieron. Me trasladaron unos dos kilómetros y me dejaron a pié de carretera. Estuve caminando media hora hasta llegar a la alambrada que rodea el trimilenario monumento. Fue todo visto y no visto. Tal como aparece en algunas fotografías que pueden verse por ahí las piedras milenarias conservan todavía el emplazamiento en que las colocaron sus constructores.

Y de nuevo al pueblo. Esta vez ocho kilómetros por la carretera que lleva a Olvera, pero en dirección contraria, o sea a Alcalá del Valle (del Vallehermoso). Al llegar estuve preguntando por algún lugar donde comer y me indicaron  el Mesón Sabor Andaluz donde pude degustar una sopa especialidad de la casa y unos espárragos de la tierra muy bien cocinados.

Después a esperar el autobús. Estuve dos horas esperando y paseando por el pueblo. Pude constatar la pobreza de la sierra ya que la mayoría de sus pobladores viven de la emigración (Hay un monumento al emigrante en el centro del pueblo). Y los que quedan en el pueblo se les ve que carecen de iniciativa para medrar. Se quedan a la puerta del bar con las manos en los bolsillos durante hora y mirando a toda mujer que pasa y haciendo desafortunados comentarios.

Por otro lado fue muy evidente el poder de la droga en los jóvenes y no tan jóvenes del pueblo. Algunos entre la droga y el alcohol, están al borde de la perdición. ¡Pero encontré un colega internauta y ciclista! Un joven de unos doce años que me estuvo acompañando durante mucho tiempo antes de llegar el autobús. Estuvimos charlando de la jornada de los 101 kilómetros de Ronda, de los prodigios de la comunicación a través de Internet (que paga 20 euros al mes), de las bicicletas y de otras cosas mas…Tiene familia en Puerto Real, en el Marquesado, en el cortijo Los Arquillos pero no sabe que ese cortijo se llama así porque por ahí pasaba un acueducto romano que abastecía de agua a Cádiz.

Bueno. Pues a las seis del a tarde apareció el dichoso autobús que me devolvió a Jerez donde pude tomer el tren de cercanías con destino a Puerto Real. Como se puede comprobar toda esta descripción del viaje debería ir acompañada del correspondiente documento grafico ¡NO HAY FOTOS! Llegando a Villamartín observé que la cámara llevaba una tarjeta que no le correspondía y cada vez que lo intentaba me sorprendía con el mensaje ERR. TARJETA. Así que  me quedé sin poder plasmar tanta belleza.

Pepehidra

Anuncios

2 Respuestas a “Convento de Caños Santos

  1. Pues hice lo que pude, y me divertí como hace tiempo que no lo hacía. (Lo bueno de ser jubileta)
    Quiero volver alli con cámara y con el Convento (Hotel) abierto al público.

  2. Vaya tela!pepe las pilas se cargan la noche antes y luego se colocan de nuevo en la cámara. He pillado dos fotillos de internet de las muy escasas fotos del lugar al que te atreviste a ir. Me ha costado encontrar una de calidad.

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s