Ruta Vejer de la Frontera – Conil (I.2)


Distancia:  16 Km.
Duración: 5 h.
De interés: Vejer de la Frontera, campiña de La Janda
Ruta vía satélite: Vejer de la Frontera – Conil (I.2)

cicloturismo senderismo

Hace unos meses os dimos a conocer la Red de Rutas Verdes de Trafalgar. Meses después nos disponemos a recorrer uno más de esos itinerarios balizados entre las localidades de Vejer de la Frontera y Conil de la Frontera. En esta ocasión hemos optado por hacer la ruta I.2 que transcurre parte de su recorrido por el interior de La Janda. En el mes de enero realizamos este mismo recorrido entre ambas localidades por la costa.

DSC08203_1

Campiña de La Janda. Al fondo Castilnovo

Iniciamos ruta en Vejer de la Frontera. Si os disponéis a realizar esta ruta podéis llegar a Vejer de la Frontera en bus (Transportes Comes S.A). No hay mucha frecuencia de horarios pero son compatibles con la ruta ya que está se puede hacer en unas 5 horas. La vuelta desde Conil también se puede hacer en bus e incluso hay mayor frecuencia de paso. Ver Horario.

Vejer de la Frontera es sin duda alguna uno de los pueblos más bonitos de La Janda y de la provincia. Situado sobre una colina su casco histórico es una muestra del pasado morisco de la ciudad. Un entramado de calles estrechas y angostas que el visitante desea ansiosamente descubrir. Iniciamos la ruta en la misma parada de autobús. Cruzamos un amplio parking e iniciamos una pequeña subida por una escalera de piedra. Una vez arriba tenemos una visión panorámica de La Janda.

El inicio de ruta no es fácil. Está un poco más abajo junto a la carretera que vemos que sube desde la balconada. Veremos incluso un panel de madera que nos servirá de pista. Durante unos 500 metros bajamos por la carretera hasta dar con el panel informativo de la Red de Rutas Verde de Trafalgar que se encuentra colocado en una amplia curva de la carretera. Es aquí donde empieza o termina según se mire dos de las Rutas Verde de Trafalgar: la I.2 (la nuestra) y la I.8 (Vejer de la Frontera – Cantarranas). Siguiendo el descenso por la carretera a unos 200 metros encontramos un carril de tierra con dos balizas indicándonos el camino. Para los cicloturistas es recomendable seguir por la carretera.

DSC08131_1

Inicio de la ruta al fondo. Balizas rutas I.2 y I.8

Este carril que pronto se convierte en una senda nos llevará hasta la falda del cerro donde se ubica Vejer de la Frontera. El descenso por la senda es realmente bello. Se trata de un antiguo camino de piedra que permitía comunicar a pie la falda del cerro con la ciudad.

DSC08137_1

Camino de piedra

Una vez en la carretera nos encontramos con un nuevo panel informativo de la Red de Rutas Verdes de Trafalgar de “Cruces de caminos”. En esta ocasión optamos por girar a la izquierda y seguir el balizado de color rojo que nos llevará por el interior de La Janda hasta Conil de la Frontera.

DSC08133_1

Baliza 58 Ruta Vejer de la Frontera – Conil de la Frontera

La Muela. El siguiente hito de la etapa es la pedanía de La Muela. La guía nos habla del núcleo rural de Santa Lucía, situado en una de las laderas de la meseta de La Muela. Cerca de este lugar se halle el famoso acueducto de origen romano de Santa Lucía y los molinos hidráulicos de La Muela. Pronto el camino empieza a subir. En estos primeros compases las balizas están bien situadas y ayudan a no perderse. El camino que venimos siguiendo se cruza con la carretera que da acceso a La Muela. Tras andar por el arcén unos 100 metros llegamos al Descansaderos de ganados de La Muela y el Algarrobo.

DSC08152_1

Subiendo a La Muela

El descansadero de ganado nos recuerda que vamos recorriendo vías pecuarias. Hoy día el descansadero es una pista usado como parking de una bonita venta que no recuerdo su nombre. No por ello debemos obviarlo y olvidarlo puesto que constituye un patrimonio en el paisaje que pone de manifiesto los usos tradicionales de la comarca.

DSC08158_1

Descansadero de ganado de La Muela y El  Algarrobo

Tras descansar en un lugar tan propicio para ello seguimos la ruta llegando al núcleo rural de La Muela. Un núcleo rural de Vejer de la Frontera donde seguramente lo más interesante sea lo gastronómicamente hablando puesto que son numerosas las Ventas que aquí encontramos. No obstante es importante estar atento al llegar a la Venta Los Tres Carriles ya que se pierde el rastro de las balizas y se crea cierta confusión. La baliza se encuentra un poco más adelante junto a una pista deportiva en un carril paralelo a la carretera. A los 100 metros encontramos otro cruce que puede dar cierta confusión. Es recomendable seguir por la carretera unos 200 metros hasta encontrarnos con la baliza. Está nos desvía por un carril de tierra que nos aleja de la carretera y nos adentra en un pinar.

DSC08169_1

Las balizas nos van marcando el camino y empezamos a descender. Desde lo alto de la loma el carril deja entrever en el horizonte Conil de la Frontera. Desde aquí tenemos una buena panorámica de lo que nos queda por recorrer. Y también del Prado de Castilnovo y su torre.

DSC08182_1

Bajando de La Muela. Prado de Castilnovo y Conil

La Janda. Nos encontramos en plena Janda. Un panel informativo de la Red de Rutas Verdes de Trafalgar nos informa del pasado prehistórico de La Janda. Y es que esta zona de La Janda ha sido lugar de hábito desde tiempos antiguos. El interés de las comunidades prehistórica de esta zona radica en que entorno al año 150.000 a.C. comenzaron a adentrarse en sitios geográfico de montañas como donde nos encontramos. Esto pudo deberse a la búsqueda de nuevas materias primas como el sílex, que empleaban para la fabricación de herramientas de trabajo y de caza. Una de las localizaciones en Conil de datación más reciente y relacionadas con el hombre moderno es el campamento de La Fontanilla, donde se encontraron numerosos útiles relacionados con la vida cotidiana. Estas herramientas reflejaban cambios en las técnicas de caza y recolección.

Llegamos a un cruce de camino que puede crear cierta confusión ya que la baliza está mal colocada. Hemos de seguir por un carril de arena blanca y nos encontraremos con el panel informativo de la Prehistoria de La Janda. Una nueva baliza próxima al panel nos desvía a la carretera. Llegado a este punto hemos de seguir todo recto por la carretera hasta el cambio de sentido de la autovía.

DSC08190_1

R.I.2 descendiendo de La Muela por la carretera

En el cruce junto a la señal de tráfico que indica “La Muela” encontramos la última de las balizas que veremos en un par de kilómetros. Una vez hayamos cruzado la autovía por el cambio de sentido llegamos a una rotonda, la cruzamos por medio y giramos a la izquierda por una especie de vía de servicio que no es. Antes, nos paramos a contemplar desde este punto una bella estampa: la campiña de La Janda.

DSC08202_1

Campiña de La Janda

A mitad de este nuevo carril que comenzamos andar encontraremos las balizas. El carril es una larga recta, sin sombras, que nos llevará directamente a Conil de la Frontera cruzando la campiña y el bujeo o tierras negras, términos agronómicos utilizados para denominar a los vertisoles que son los típicos suelos de cultivo de secano del campo andaluz tan típico de las zonas del valle del Guadalquivir. En esta época del año, finales de agosto, poco o ningún cultivo hay sembrado pero en esta zona se cultiva habitualmente el trigo, remolacha,  algodón y el arroz.

DSC08224_1

Campiña de La Janda

El carril llega a su fin junto al río Salado que cruza parte de La Janda entre Cantarranas y Los Naveros y desemboca en Conil de la Frontera. Su cuenca permite el cultivo de herbáceas de secano, aunque da pie también al desarrollo de amplias áreas de pastizales destinadas a la cría de ganado vacuno como se puede ver en la fotografía.

DSC08241_1

Prado de Castilnovo. Conil de la Frontera

Las balizas nos indican el final de la ruta por la carretera de El Palmar por Conil de la Frontera. La cantidad de coche que circulan por esta carretera en verano es impresionante. Su estrechez la hace sumamente peligrosa en verano. No obstante son sólo 500 metros. Y por fin llegamos a Conil de la Frontera. De origen fenicio, por aquí hasta la llegada definitiva de los cristianos llegaron la totalidad de las civilizaciones que en algún momento de la historia han poblado la Península: cartaginenses, romanos, visigodos y musulmanes. Muchos son sus atractivos pero esa es otra historia. La ruta llega a su fin. Y qué mejor que celebrarlo tomando un refrigerio en una de las muchas terracitas del casco antiguo. Ya sólo toca llegar a la parada de autobús.

José Manuel

Anuncios

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s