Cicloturismo: Torrestrella y Cantera de Pilas


Distancia: 18 Km.
Dificultad: Baja
Duración: 4 horas (1.5 visita al Castillo)
De interés: Castillo de Torrestrella y Cantera de Pilas
Permisos: SI (grupos muy reducidos)
Modalidad: Circular
Niños: SI
Ruta vía satélite: Torrestrella y Cantera de Pilas 

Ignorantes de nuestra historia más cercana nos trasladamos al Castillo de Torrestrella (Medina Sidonia) para conocer este  interesante enclave histórico en progresivo estado de ruina.

No se sabe con exactitud la fecha de creación de este castillo roquero de la comarca gaditana de La Janda. Según parece es de origen  árabe y paso a manos cristianas con la reconquista de Medina Sidonia por parte de Alfonso X El Sabio en 1264. El Castillo de  Torrestrella se convierte así en un puesto avanzado de la Medina Sidonia reconquistada con el Reino de Granada.  Desde su Torre del  Homenaje aún se tiene una visión panorámica de todo el espacio comprendido entre el Castillo de Torrestrella y las localidades de Medina Sidonia y Alcalá de los Gazules lo que nos da a pensar en su funcionalidad estrictamente defensiva.

El Castillo, hoy en semiruinas es defendido por toros bravos de la ganadería de Torrestrella que pastan en las fincas colindantes al Castillo.  El guarda, al que le hemos pedido el permiso para hacer uso de la servidumbre de paso para acceder al Castillo nos asegura que no existe problema con los toros bravos ya que por la parte que subimos al mismo no pastan, pero la verdad, que la gran cantidad de majadas (de vaca) nos obligan a estar atento.

Alfonso X El Sabio le otorgó a la recien creada Orden de Santa María de España la tarea de defender las plazas cristianas de  Medina Sidonia y Alcalá de los Gazules así que los monjes-milatares de la Orden reconstruyeron el castillo árabe y lo volvieron habitar. Pero poco les duro ya que la Orden de Santiago se tuvo que hacer con el castillo y la defensa de Medina Sidonia tras la desaparición de la Orden de Santa María.

Encarándonos a la cara sur del castillo caminamos entre cardos secos y tierra humedad. El agua cae en pequeñas correntías como si ya no fuera capaz de beber más agua y la dejara correr. Las bicicletas las hemos dejado ocultas junto a unos lentiscos y Cobeña, Vicente y quién os escribe empezamos andar dirección al Castillo. Ya en el interior de la finca y asegurándonos de no improvisar un rápido San Fermín, los toros bravos de Torrestrella corren en San Fermines, llegamos a la inmediaciones del Castillo.

Las vistas son inmejorables. Desde que dejamos las bicicletas nos llama la atención un único elemento natural que desentona más que los propios aerogeneradores o el propio castillo, productos de la manufactura humana y que ya  juegan al mimetismo con la naturaleza. Estamos hablado de Peña Arpada. Una formación rocosa única y extraña que visitaremos próximamente.

Peña Arpada (Alcalá de los Gazules)

Atravesando los arcos de herraduras del Castillo de Torrestrella uno tiene la sensación de estar invadiendo la propiedad privada de los únicos habitantes del castillo: una colonia de cuervos. Estos, que antes de nuestra llegada, vuelan entorno al castillo, advierten de nuestra presencia y marchan camino de una zona próxima a la finca Los Alburejos. Solo lo volveremos a ver volando alrededor del Castillo cuando vayamos camino de vuelta a las bicicletas.

Cruzar los arcos significa no parar de fotografiar. Aquí o allá intento inmortalizar un castillo encaramado a una roca donde tal vez nada ha cambiado desde hace siglos. Su estado ruinoso no es tan alarmante como uno puede llegar a pensar de una fortificación fronteriza emplazada en límite del reino nazarí de Granada y que cambiaba de manos árabes a cristianas (y viceversa) cada cierto tiempo.

Llegamos a la Torre del Homenaje del Castillo de Torrestrella, atalaya privilegiada de La Janda que con sus 212 metros rivaliza en altura con los modernos aerogeneradores que desde hace 5 años para acá vienen creciendo en tierras de La Janda. Un mantón verde recubre todos los campos de labor y al fondo, muy al fondo vemos los famosos toros de Torrestrella. Tras dar una primera y última vuelta exterior al castillo proseguimos nuestra caminar hasta el vallado cinegético que limita al castillo a Zona de Reserva (impidiéndose la práctica de la caza en la inmediaciones del mismo)

Aunque no se lee, pone “Zona de Reserva”

Torrestrella al fondo

Ya de vuelta al carril seguimos todo recto buscando nuestro último objetivo: una gran cantera a cielo abierto que nos sorprenderá por el color turquesa de sus aguas. Circundando la cantera nos maravillamos de descubrir este nuevo lugar. Un verde turquesa fuerte contrasta con el mantón verde del exterior.

El carril y la Cantera de Pilas

Y ya es hora de volver. Dejamos un carril que baja a la derecha para otro día y le damos la vuelta a la cantera. El carril de la derecha nos llevará a la zona conocida como Las Porqueras y desde aquí  hasta la Ermita de Nuestra Señora de los Santos de Alcalá de los Gazules. Pero eso será otro día.

Para más información:

Anuncios

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s