Senderismo: Gigonza y la Torre del Esparragal


Distancia: 19.8 Km.
Dificultad: Baja
Duración: 7 horas (con paradas  de 2.5 h.)
De interés: Castillo de Gigonza, Baños de Gigonaza, Choza, Peña Arpada, Mesa del Esparragal, Torre del Esparragal, vértice geodésico Mesa del Esparragal
Permisos: NO
Modalidad: Circular-Lineal
Niños: NO (por el kilometraje)
Ruta vía satélite Wikiloc: Gigonza y Torre del Esparragal
Ruta vía satélite Googlemaps: Gigonza y Torre del Esparragal
A tener en cuenta: Mejor época primavera y otoño

Cañada Real de Salinilla o Vega

No todos es Sierra. También se puede hacer senderismo cerca de casa sin necesidad de recurrir a senderos costeros o rutas playeras. En la provincia de Cádiz tenemos la gran suerte de contar con un puñado de vías pecuarias que se configuran como una auténtica red de caminos rurales que nos habilitar disfrutar de la naturaleza cerca de casa sin necesidad de ir a la Sierra. Ya, existen varias actuaciones encaminadas en el sentido de recuperar y fomentar dichos caminos rurales, que de forma más o menos acertadas (Corredores Verdes, Puertas Verdes…) nos recuerdan que existe algo más allá de las aceras y el asfalto de nuestras calles.

Castillo de Gigonza, San José del Valle (Cádiz)

En este sentido el pasado domingo algunos miembros de la asociación dRuta quedamos para conocer dos lugares de interés, de los cuales ya algún amigo bloguero se había hecho eco anteriormente, animándonos a conocerlo y por consiguiente dándolo a conocer. Se trata del Castillo de Gigonza y la Torre del Esparragal; y entre ambos, 20 Km. ida y vuelta de vías pecuarias y caminos rurales por descubrir.

Gigonza. Llegar al Castillo de Gigonza no es fácil (relativamente). A medidas que vas llegando con el coche descubre los perdido del lugar, que a su vez lo convierte en un lugar único. Debió de ser más fácil en época romana cuando en estas mismas tierras se asentaba una ciudad de nombre Saguntia. Según los historiados, Saguntia era una de las mansiones de la antigua Vía Asido, calzada romana que partiendo desde Híspalis (Sevilla) llegaba hasta Baesippo (Barbate). Algunos historiadores incluso consideran que dicho camino ya existía previamente a la llegada de los romanos lo que explicaría que aquí en los Baños de Gigonza, los turdetanos fundaran la ciudad de Saguntia. Una curiosidad al respecto. Al inicio de la marcha, partiendo del Castillo-Baños de Gigonza encontramos grandes bloques de piedras en la cañada que nos recuerda a una calzada que nos remite a esa antigua Vía Asido. Lo sea o no, no es casualidad que en este sitio tan perdido a la vez que maravilloso se estableciese una ciudad. Y es que en las inmediaciones existe un manantial de aguas sulfurosas del cual aún hoy día podemos disfrutar y del que sale agua no excesivamente caliente pero si templada. En el siglo XIX se construyó los Baños de Gigonza (hoy día cerrados y en estado ruinoso)  y que se nutre de este manantial que encontramos en las inmediaciones del Castillo. Llama igualmente la atención dos formaciones arboleas. Una de reminiscencias fantasmagóricas. Y la otra más común pero que desentona con el paisaje como son las palmeras que rodean al castillo. Herencia tal vez, de ese oasis que debió ser el castillo, de origen árabe, de planta casi cuadrada y que tiene anexionado una cuadra-establo que por desgracia lo afea considerablemente.

Castillo de Gigonza, San José del Valle (Cádiz)

Manantial de aguas sulforosas de Gigonaza

En esta ocasión contamos con la suerte de contar con Pepe, Paloma, Ana, Isa, Víctor y Vicente en esta nueva jornada senderista que se presenta a primeras horas de la mañana fría y algo ventosa. Comenzamos a caminar a eso de las 10.30 am. Adentrándonos poco a poco en la red de vías pecuarias de los términos municipales de San José del Valle-Paterna-Alcalá de los Gazules. Caminando muy a bien seguro por las mismas colinas y cerros por donde transcurrió la Vía Asido con la vista puesta en el mar.

Hasta cuatro son las cañadas de las que haremos uso hoy para realizar nuestro caminar: Cañada Real de Salinilla o Vega, Cañada de Mantiagana, Cañada de la Flor de Lis y Cañada de los Ballesteros.

La Cañada Real de Salinilla o Vega parte de San José del Valle y es columna vertebradora de la red de vías pecuarias de la zona. Aunque a los 4 Km. del inicio de la marcha cambie de nombre y pase a llamarse Cañada Real de Marchantiega o Jerezana mantiene la misma dirección y nos permitirá por ejemplo ir andando hasta la Ermita de los Santos (en Alcalá de los Gazules) Será está misma vía pecuaria la que nos permite del mismo modo aproximarnos a las inmediaciones de Peña Arpada. Los Baños de Gigonza se encuentran a 200 mts. sobre el nivel del mar, de vayamos descendiendo levemente hasta cruza el puente sobre el río del Álamo.

Cañada Real de Salinilla o Vega y Peña Arpada al fondo

Cabe destacar la buena situación de las cuatro cañadas en general. En alguna más que otras, el agua ha creado grandes grietas formando pequeñas cascadas que no obstante, no impiden el normal uso de las mismas para la práctica del senderismo o la bicicleta.

Antes de girar a la izquierda buscando el río del Álamo y la Mesa del Esparragal merece la pena pararnos unos segundos para contemplar una vivienda típica del ámbito rural de las pocas que se conservan, en mi modesta opinión, en esta zona de la provincia de Cádiz. Construida en  adobe y techo de dos agua de cañas; el propietario de la misma nos reconoce que la restauró hace ya 25 años cuando por entonces estaba casi en ruinas.

Choza de la Salinilla o Vega

Peña Arpada desde el puente sobre el río del Álamo

Una elevación rocosa de poca altura destaca de sobremanera en el paisaje al estar rodeada de terrenos de labor, es Peña Arpada. Cuentan, los que allí han estado que es un sitio único, una especie de isla ecológica de flora y fauna, donde crece una flor única en el mundo, la Silene Gazulensis, y donde anidan rapaces como los buistres leonados y cernícalos. Un auténtico monumento natural que no goza de ningún tipo de protección.

Dejando para otra ocasión Peña Arpada giramos en un cruce camino de la Mesa del Esparragal. Llegamos al puente sobre el río del Álamo. Baja con bastante agua y la correntía deja ver las raíces de eucaliptos y otros árboles. Una vez subamos al vértice geodésico del Esparragal volveremos a este punto para regresar a los coches. Tomando la Cañada de la Flor de Lis llegamos a las inmediaciones del Cortijo del Esparragal. Nos encontraremos con una angarilla que deberemos dejar cerrada una vez la hayamos cruzado. La Torre del Esparragal ya deja verse en el horizonte.

Subiendo a la Mesa del Esparragal

La Torre del Esparragal es la única construcción que se conserva de la antigua ciudad romana de Lascuta. En realidad desconozco si la torre es o no romana ya que las diversas fuentes que he consultado no se ponen de acuerdo. Unos dicen que se trata de una torre visigoda construida con restos romanos y otros de una torre romana por derecho aunque tal vez reconstruida por los visigodos. Lo sea o no, echando un vistazo rápido al lugar, llama la atención tres grandes sillares utilizados como jambas y dintel en la puerta de acceso actual que según se afirma debió de pertenecer en otro tiempo a alguna construcción noble de la ciudad.

Torre del Esparragal, Alcalá de los Gazules.

La impresionante explanada de la Mesa del Esparragal

Algún nido de ave rapaz que no supe identificar

Torre del Esparragal, Alcalá de los Gazules (Cádiz)

Jambas y dintel de acceso a la Torre del Esparragal

Piedra angular con hueco rebajado que debió contener una placa identificativa en la Torre del Esparragal

Subiendo a la vértice geodésico del Esparragal (229 mts.), al fondo la Torre del Esparragal

En el vértice geodésico del Esparragal (229 mts.) al fondo, Peña Arpada

Cañada de los Ballesteros

Cañada de Mantiagana

Mesa del Esparragal

Peña Arpada

En la imagen no se aprecia pero desde este punto a 6 km. aprox. de la Torre del Esparragal tenemos una panorámica de la ruta que acabamos de realizar. En la imagen, la Mesa del Esparragal, la Torre del Esparragal, el Picacho y el Aljibe

Baños de Gigonza-Torre del Esparragal-Baños de Gigonza

Si somos algo observador nos percataremos de otra singular piedra angular casi a nivel del suelo que presenta un hueco rebajado que posiblemente contuvo alguna leyenda o placa. Placa como el Bronce de Lascuta, que se halló en este mismo lugar en 1840 y que es considerado la inscripción romana en bronce más antigua de España (189 a.C.) En la actualidad el Bronce de Lascuta hallado donde hoy nos encontramos es propiedad del Museo del Louvre (París).

Tras descansar proseguimos la marcha camino del vértice geodésico. Para ello cruzamos la gran explanada de la Mesa del Esparragal, lugar donde debió asentarse la antigua ciudad de Lascuta  por la cantidad de restos de cantera que hay expandido por todo el terreno.

Baños de Gigonza y Mesa del Esparragal

Una vez en el vértice del Esparragal (229 mts.), el punto más alto de la ruta iniciamos la marcha de vuelta a los coches. Para ello, andaremos sobre el flanco de la Mesa del Esparragal hasta las inmediaciones del Cortijo de la Miranda y caminar por la Cañada de los Ballestero hasta el cruce con la Cañada de la Miranda. Una vez en ella, y tras caminar un par de kilómetros llegaremos al puente sobre el rió del Álamo donde nos quedarán 6 km. hasta los Baños de Gigonza.

José Manuel Oneto

Anuncios

10 Respuestas a “Senderismo: Gigonza y la Torre del Esparragal

  1. Estuvimos allí hace unas semanas, pero no dijo un hombre que vivía allí , just detrás del castillo, que eso era zona privada, y que no podíamos visitar el castillo. Lo vimos por fuera y nos fuimos desilusionados.

  2. Gracias por la idea, por esta zona no conocíamos rutas de senderismo. Realmente interesante todo lo que publicas, estamos cogiendo nuevas ideas. Los Banquetillos nos gustó muchísimo, un sitio espectacular.

  3. Buscando aguas sulfurosas he dado con tu blog.
    Maravilla de ruta, preciosa.
    Sin duda la haremos este otoño.
    La documentación y crónica, buenísima.
    Enhorabuena y Gracias!

    • Estimado Carlos,
      La ruta merece mucho la pena. Os recomiendo que la hagáis cuando hayan caido las primeras gotas de lluvias y las cañadas no estén áridos y llenos de polvo del verano. El manantial lo tienes muy cerca del Castillo. En el mapa dibujado en googlemaps aquí colgado está indicado el lugar exacto del manantial. Aunque según el dibujo se aprecie que nosotros dimos un pequeño rodeo en la zona del Castillo de Gigonza para ver el manantial, yo creo que desde la propia cañada se puede acceder. Otra excursión muy recomendable para otro día es empezar en Gigonza hasta Peña Arpada. O bien, desde el Santuario de Nuestra Señora de los Santos tal y como hicimos nosotros hace un par de meses:
      https://druta.wordpress.com/category/pena-arpada
      Saludos José Manuel.

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s