Senderismo: Sierra Aznar (Arcos de la Frontera)


Distancia: 6.1 Km.
Dificultad: Baja
Duración: 4.5 horas (con paradas  de 2 h.)
De interés: Muralla romana, Cisterna de acumulación “Caput Aquae”, cisternas o pilas de decantación “Piscinae Limariae”, cisterna terminal
Permisos: NO
Modalidad: Circular-Lineal
Niños: SI
Ruta vía satélite: Castellum Aquae-Sierra de Aznar
A tener en cuenta: Mejor época invierno y otoño

Caput Aquae o cisterna romana de acumulación de la  Sierra de Aznar, Arcos de la Frontera

Cisternas de decantación romana de la Sierra de Aznar, Arcos de la Frontera

En esta ocasión dejamos las largas caminatas para realizar una visita cultural al yacimiento arqueológico de Sierra de Aznar. Al sureste de la localidad de Arcos de la Frontera se encuentra una de las ciudades ibero-romanas de mayor envergadura y desconocida de la provincia de Cádiz. La Sierra de Aznar es una estribación montañosa de la sierra de Cádiz con 413 msnn., y a medio camino entre Arcos y Algar.

Como ocurre con la gran mayoría de los yacimientos arqueológicos visitables de la provincia de Cádiz son muy publicitados en folletos turísticos y en ediciones de rutas turísticas por los Ayuntamientos que tienen la suerte de contar con un yacimiento de las características del que hoy vamos a visitar. No obstante, que la información sea más o menos institucional por encontrarla en la web del ayuntamiento no significa que el lugar esté abierto a visitas.

Con dicha incertidumbre nos dirigimos a La Perdiz, barriada rural de Arcos de la Frontera asentada entre la Sierra de Aznar y el embalse del Guadalcacín. Una vez allí dejamos los coches en un aparcamiento habilitado para autobuses antes de salir de La Perdiz. El centro de interpretación de la Ciudad Romana de Sierra de Aznar posee un pequeño aparcamiento para turismo que al encontrarse en estado de abandono está cerrado. Lo más conveniente es dejar el coche en la zona de aparcamiento para autobuses.

Aparcamiento para autobuses Sierra de Aznar. A 10 minutos del inicio del sendero

La Sierra de Aznar al fondo

Caminando por el margen izquierdo de la carretera llegamos en 10 minutos al centro de interpretación o Venta Aznar. El proyecto de puesta en valor del yacimiento promovido por el Ayuntamiento de Arcos de la Frontera, Diputación de Cádiz, Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz y las Consejería de Trabajo y Cultura han dejado morir poco a poco la inversión realizada; el visitante se encuentra el lugar en estado progresivo de abandono.

El interés en visitar esta antigua ciudad ibero-romana radica en una construcción típica romana de nombre Castellum Aquae (Castillo de Agua) que permanece oculta por la vegetación y que posee como mayores atractivos una gran cisterna de época romana que podía albergar 2 millones de litro de agua así como la monuntalidad de las cisternas de decantación que se encuentra a los pies de la Sierra de Aznar con el embalse de Guadalcacín de fondo de pantalla.

La visita es relativamente corta dependiendo del número de parada que deseemos realizar. Con un promedio de unas 3 horas es suficiente para visitar, fotografiar  y disfrutar del yacimiento. Aunque en un primer tramo existe algo de pendiente la ruta es accesible para los más peques de la casa.

Candado a la entrada al Centro de Interpretación o Venta Aznar

Como nos temíamos nos encontramos con la cancela cerrada con candado. Tras verificar que no existía huecos por donde “colarnos” encontramos el acceso al yacimiento un poco más a la izquierda donde comienza el camino enlosado y por un sitio sin valla y cancelas de color azul que deberemos dejar cerrada cada vez que la crucemos.

Inicio de la ruta desde el Centro de Interpretación (abandonado). Sendero enlosado

De este modo iniciamos nuestro camino por el camino enlosado no sin  quitarle el ojo de encima a la cabaña de vacas retintas que pastan junto a la calzada. El sendero enlosado está prácticamente en buenas condiciones a excepción de un punto donde un árbol ha caído sobre la misma y que nos obliga a caminar por las veredas creadas por las vacas. No obstante llegado a este árbol nos vamos a desviar a la izquierda obviando la calzada enlosado que acaba un poco más arriba. Con este pequeño desvío trataremos de entrar en la ciudad por la que se supone que fue una de las puertas al recinto amurallado. No obstante, ya por el camino enlosado y antes de toparnos con el árbol caído, a nuestra derecha veremos los primeros restos de muralla.

Piedras en dos fila a modo de senda

La muralla de la ciudad romana de Sierra Aznar se encuentra desperdigada por toda la sierra. Encontraremos tramos más o menos largo y alto. Sobre el terreno muy posiblemente en la época de la puesta en valor del yacimiento colocaron una serie de piedras en dos fila a modo de senda. Con una de ella nos toparemos que nos llevará hasta el perímetro del vallado. Es aquí donde encontramos una primera ruina de lo que pareció ser una edificación para seguidamente a 300 metros encontrar la puerta de acceso al recinto amurallado.

Puerta de entrada

Una vez aquí veremos una señal de color azul que nos indica que avancemos a la izquierda. No obstante es recomendable realizar una pequeña pausa para contemplar una cisterna de pequeñas dimensiones junto a la muralla.

Cisternas de pequeñas dimensiones junto al perímetro de la muralla

Siguiendo las indicaciones de la flecha llegamos a la cisterna de Acumulación “Caput Aquae” o también llamado Baño de la Reina. Es sin duda junto a la cisterna de decantación que veremos en la segunda parte del recorrido lo más impresionante. Y es que, el yacimiento de Sierra de Aznar destaca por su vinculación con el agua, de ahí su Castellum Aquae de proporciones muy destacadas en comparación con las necesidades reales que debió tener la población. La impresionante cisterna de Acumulación o Captación con capacidad para 2 millones de litro de agua y la propia organización y dimensione de todo el complejo del Castellum Aquae hacen pensar que la ciudad debió de tener una conexión con el acueducto del Tempul para llevar agua a Gades (Cádiz). Merece la pena recorrer en la medida de lo posible y con mucha precaución los bordes de esta gran cisterna romana excavada en piedra y que se encargaba de recoger toda el agua de los arroyos y manantiales de la sierra para a continuación transvasarla desde este punto a las Piscinae Limariae  o también conocidos por cisternas o piletas de decantación.

 

Pero antes, seguimos nuestro subir a la Sierra de Aznar por el flanco derecho para obtener así unas hermosas panorámicas del embalse del Guadalcacín a la vez que caminamos.

El embalse del Guadalcacín es el mayor de los embalses de la provincia de Cádiz. En la actualidad el agua embalsada es de 735 hm3. o lo que es lo mismo el 92% de su capacidad. Impresiona a la vez que asombra verlo tan lleno. Desde este punto incluso se puede ver la presa del embalse.

Embalse del Guadalcacín. En la primera imagen se puede apreciar la presa así como en la segunda la barriada rural e inicio de la ruta, La Perdiz.

El siguiente hito lo constituye un pequeño cerro de nombre “El Cucurucho”. No he encontrado ninguna referencia histórica que nos indique si dicha formación tiene algún significado pero la realidad es que tiene en efecto forma de cucurucho de helado formado por piedras a modo de pared de galletas estratégicamente situadas. Sentado sobre el borde del mismo uno piensa que se trata de una especie de sumidero para recoger el agua que llegaría al Caput Aquae.

Si seguimos cresteando la sierra por la derecha llegaremos a la zona norte de la sierra donde según varios autores se ha identificado con una necrópolis. Nosotros por falta de estudio no supimos identificar ningún elemento que nos remitiera a dicha afirmación. Además de la supuesta necrópolis es destacable comentar las panorámicas de la Sierra de Grazalema con la Sierra de la Silla en un primer plano y la Sierra del Pinar de segundo.

El Cucurucho

Empezamos a bajar la Sierra de Aznar en búsqueda de las Piscinae Limariae, las depuradora de la época romana. Es junto al Caput Aquae, la estructura en pie más impresionante del yacimiento. El agua que llegaba a las Piscinae Limariae provenía del Caput Aquae para ser depurada para a continuación transvasarla a la ultima de la cisterna: la Cisterna Terminal del Castellum Aquae.

Un conjunto de varias piletas conforman el Piscinae Limariae. Ninguna conserva la estructura abovedada en piedra en las dos primeras se puede observar la primera línea de piedras orientada para formar la bóveda. Hoy día, las cisternas permanecen a cielo abierto y dos de ellas presentan agua Las cisternas estaban comunicada una con otra Cuando una rebosa el agua limpia pasaba a la siguiente, y así sucesivamente. Nos llamó la atención una especie de conducción exterior entre pilas o cisternas de decantación que no supimos identificar su función.

Una vez que el agua era tratado por decantación seguía su curso descendente a otra piscina un poco más abajo: cisterna terminal. Aquí se almacenaba y se distribuía a la población mediante canales de agua o el supuesto ramal que algunos autores vinculan el acueducto del Tempul con  las estructuras documentadas en Sierra Aznar que hoy hemos visitado. Para otros autores, sin embargo, este complejo podría estar vinculado a otra ciudad romana, Calduba (Gener 2001:44), o al abastecimiento de agua para las actividades agropecuarias desarrolladas en las áreas inmediatas (RICHARTE 2004:80).

Cisterna Terminal

Funcionamiento del sistema de almacenamiento y tratamiento de agua del Castellum Aguae de Sierra de Aznar

Ruta por la Sierra de Aznar, Arcos de la Frontera. Topohispania

Perfil de la ruta por la Sierra de Aznar, Arcos de la Frontera

Anuncios

9 Respuestas a “Senderismo: Sierra Aznar (Arcos de la Frontera)

  1. Ayer estuvimos con la familia y unos buenos amigos y nos decepciono muchísimo el estado de abandono del lugar,es una pena que se encuentre así ya que contiene un gran valor arqueológico en un lugar privilegiado, no aconsejo que se visite con niños pequeños por su estado de abandono.

    • Hola José Luis,
      Gracias por compartir tus impresiones. A mi no me pareció que no fuese aconsejable para ir con niños aunque por supuesto, aquellos no está ni muchos menos habilitado para visitas y yo cuando lo visité fui sin niños. Subrayo todo lo que dices. Es una verdadera pena. Y lo peor: no es el único sitios en tan lamentable estado. Un saludo.

  2. Perdona, estamos haciendo un trabajo sobre esta ruta, por si me podrias explicar los pasos que hay que seguir ya que tengo que hacer un seguimiento. Por ejemplo primero subimos por aqui vemos esto… Muchas gracias, Un saludo

  3. Hemos subido por primera vez a éste enclave tán majestuoso y ha merecido la pena pues el complejo que albergó tanta agua está aún bien conservado , eso sí algo abandonado . Se tarda una horilla más o menos en subir pero las vistas desde aquí arriba son impresionantes sobre todo al atardecer.

    • Hola Paco,
      Me alegro que lo haya pasado bien. La verdad que es un sitio muy curioso de visitar. Es una pena que este así pero mirándolo bien, mejor así que no los estropicios que hacen las administraciones públicas en algunos conjuntos monumentales.

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s