Senderismo: Peña Arpada (Alcalá de los Gazules)


Distancia: 22.3  Km.
Dificultad: Media (por kilometraje)
Duración: 7.5 h.  (con paradas  de 2.5 h.)
De interés: Santuario Nuestra Señora de los Santos, viaducto de Tablada, Cañada Real de Marchitienga, Peña Arpada, Venta La Liebre.
Permisos: NO (aunque para acceder a la base de Peña Arpada es preciso cruzar por fincas privadas)
Modalidad: Circular-Lineal
Niños: No
Ruta vía satélite: Nuestra Señora de los Santos-Peña Arpada
A tener en cuenta: Mejor época del año marzo-abril, octubre-noviembre

 

Peña Arpada, Alcalá de los Gazules

¿Cómo y qué escribir sobre un lugar donde todo lo que rodea a dicho sitio es un misterio? Como si de los mejores capítulo de Lost (Perdidos, Cuatro) se tratase, la visita a Peña Arpada genera algunos misterios sin explicación aparente.

Entre las localidades gaditanas de Alcalá de los Gazules y Paterna de Rivera existe un peñasco de singulares características. Una elevación de roca caliza de poca altura (220 m.), más propio de la Sierra de Grazalema, que aquí, destaca de sobremanera en un paisaje de monte medio-bajo.

Con nuestra filosofía de conocer lugares de especial singularidad de la provincia de Cádiz realizando senderismo más allá de los Parque Natural nos trasladamos en está ocasión al Santuario de Nuestra Señora de los Santos (Alcalá de los Gazules) para iniciar una ruta de senderismo que nos llevará a caminar por auténticas cañada reales, no trasformadas por el hombre, hasta el peñasco de los misterio que constituye está isla ecológica rocosa de nombre Peña Arpada.

Antes de iniciar la descripción de la ruta hablemos de Peña Arpada. Tal singular peñasco ha debido de ser un imán para toda aquella persona habida en curiosidades y en dominar los caminos naturales que en el día de hoy nosotros recorreremos. La presencia de una torre confundida entre la roca y casi en ruina total nos habla según algunas fuetes biográficas, no fundamentadas, de una posible Turres Hannibalis (de época cartaginense), que se utilizó en dicho lugar como avanzadilla para la defensa y vigilancia de la campiña así como de la ciudad romana de Lascuta situada a unos 3 Km. en línea recta sobre el llamado cerro de la Mesa del Esparragal y que tuvimos ocasión de visitar hace cuestión de meses. Sea o no, una turre Hannibalis, lo cierto es que desde este privilegiado balcón sobre la campiña, la torre mantenía contacto visual tanto con la Torre del Esparragal o de Lascuta, como con Torrestrella (en Medina Sidonia). Y quién sabe si, por teorizar, su construcción se debió para facilitar el contacto visual entre la Torre de Lascuta y Torrestrella. Es el primero de los misterio.

Torre de Peña Arpada (Turres Hannibalis)

Al fondo a la derecha se ve Torrestrella, Medina Sidonia

Subir a Peña Arpada no es fácil. Ganadería más o menos brava, pasta alrededor de la Peña. Vaquillas que sin ser toros de lidia dan cierto respeto. Por ser un lugar poco conocido no existe senda como tal. Hay que inventársela. Y eso, conlleva, salir llenos de arañazos y picores de piernas producidos por cardos y otras malas hierbas mientras descubrimos el paso natural a la zona de más alta de Peña Arpada. Del mismo modo no existe un camino público (que sepamos) que te acerque a la base de la peña por lo que se precisa cruzar por fincas privadas.

Entre cardos de medio metro de altura descubrimos otro de los misterios de Peña Arpada. Una rueda de molino. ¿Qué hace allí una rueda de molino? La respuesta aparentemente es sencilla; Peña Arpada debió ser hace un tiempo una cantera de piedras de molino como en su día fue El Berrueco (en Medina Sidonia) quedando atestiguado por los grandes huecos excavados en la roca de donde se extrayeron meticulosamente las ruedas. ¿Y como las transportaban desde aquí? Las referencias biográficas a una cantera en el lugar son nulas o desconocidas. Segundo misterio.

Rueda de molino en Peña Arpada, Alcalá de los Gazules

Vista desde lo alto de la cantera de ruedas de molinos de Peña Arpada, Alcalá de los Gazules. En la imagen superior podemos ver el hueco -dos semicircunferencias- dejado en la roca por lo que podría ser dos ruedas de molino.

Vista desde la base de la cantera de ruedas de molino Peña Arpada. Corresponde a la semicircunferencia de la izquierda de la imagen -vista desde lo alto de la cantera-

Estos son algunos de los elementos más misteriosos de Peña Arpada. Pero lo que convierte a esta peña en especial además de su singular forma de percebe gigante (observación de Paloma) son: en primer lugar, la existencia de una flor que sólo crece en este lugar en España y el mundo, la Silene gazulensis (incluida en el Libro Rojo de la Flor Vascular Amenazada de España); y en segundo lugar, el alto grado de sal de las aguas subterráneas que nacen de Peña Arpada, con una salinidad superior al 60% más, respecto al agua del mar.

Silene gazulensis. Peña Arpada, Alcalá de los Gazules.

Peña Arpada, Alcalá de los Gazules

Esta segunda circunstancia no pasó desapercibido para un ilustres y desconocido geólogo nacido en Cádiz, de padre escocés y madre gaditana, quién por cierto posee una placa  (y hace unos años un busto en la Plaza Mina de Cádiz): José Macpherson y Hemas. Macpherson fue el primero que formuló una hipótesis sostenible científicamente para explicar la formación del Tajo de Ronda y colaboró con Antonio Machado y Núñez, (también gaditano y abuelo del poeta Antonio Macho) en la Universidad de Sevilla. Macpherson, acostumbraba realizar excursiones por la Serranía de Ronda y la provincia de Cádiz, de una de esas tantas excursiones de observación y estudio, visitó Peña Arpada y descubriendo un enigmático fenómeno para la época como era un volcán de fango activo al pié de Peña Arpada entre Paterna y Alcalá de los Gazules; según decía: “es el único otro punto de la Provincia en donde también he visto estas salsas bien caracterizadas, (…) en este sitio como a 200 o 300 metros del apuntamiento de ofota que sale  a la luz del pie de esta roca, observé en mayo de 1870 un pequeño volcán de fango, notable por lo perfectamente regular de su forma”.

Para los geólogos del siglo XIX, las salsas o volcanes de barro como el de Peña Arpada, constituyó un verdadero enigma durante años. Macpherson describe el volcán de barro de Peña Arpada como un “cono truncado de unos dos metros de elevación por unos tres ó cuatro de diámetro en su base, y formado por un finísimo barro. En la parte superior había un pequeño charco de agua del que se desprendían abundantes burbujas de gases con fuerte olor de hidrógeno sulfurado. Era tanta la sal que el agua contenía, tan grande el estado de concentración en que estaba, que á la sazón cristalizaba por los lados del cono y por ciertos sitios parecía éste un montón de nieve”. No sabemos si nos encontramos con el volcán de barro por casualidad, no vimos ningún cono ni habíamos visto antes una fotografía de un volcán de barro, pero tuvimos la misma sensación “de estar sobre nieve” que Macpherson describió en su visita de 1870 al realizar la siguiente fotografía sobre un pequeño arroyo de agua que emanaba de la tierra ¿casualidad?

La nieve de José Macpherson, en Peña Arpada, Alcalá de los Gazules.

Sal en Peña Arpada, Alcalá de los Gazules.

Si la existencia de un volcán de barro constituye una singularidad única de Peña Arpada (solo se ha identificado en la península otro fenómeno similar en Conil de la Frontera y en  Morón de la Frontera) la existencia de la especie Silene Gazulensis, es única en el mundo, habitando en este macizo rocoso, sin figura legal de protección. La población de individuos es muy baja, con 63 reproductores mientras la presencia de ganado vacuno en torno a Peña Arpada ha relegado  a la Silene Gazulensis a la zona más alta de la Peña, donde son inaccesibles para el ganado pero que puede verse relegada por la propia competencia vegetal natural, desplazándola del hábitat que hasta ahora ocupa.

Para finalizar la visita a Peña Arpada no podemos olvidarnos de las aves rapaces que usan las rocas para anidar o como posadero y lugar de descanso: buitres leonados y cernícalos anidan en las rocas en formas de agujas. También un búho real que sale volando al captar nuestra presencia así como otras aves que no llego a identificar. Pero esto, solo es el final de nuestra ruta, antes 10 Km. aprox. separan el Santuario de Nuestra Señora de los Santos de Peña Arpada.

Patio del Santuario de Nuestra Señora de los Santos. Exvotos.

El Santuario de Nuestra Señora de los Santos es también un lugar único, independientemente de la fe o creencias de cada uno. Desde el punto de vista de un creyente, el santuario es un lugar de peregrinación donde vienen personas de la región y del resto de España a ofrecer sus exvotos, constituyéndose como el santuario con mayor número de exvoto de Andalucía. El exvoto, ofrecimiento a un dios cuyo origen se remonta a las civilizaciones egipcias, es posteriormente tomado por el cristianismo como ofrenda dejada por los fieles que habían recibido un don o una curación como ofrenda y recuerdo por regla general a la madre de dios. En el santuario de Nuestra Señora de los Santos estos exvotos toman forma de dibujos y cuadros que representan el hecho desafortunado del que se habían recuperado o sobrevivido. Para los no-creyentes, es curioso, ver y leer los exvotos que los peregrinos han ido dejando en las paredes del santuario desde hace siglo.

Cañada Real de Marchantiega o Jerezana

Viaducto de Tablada, Cañada Real de Marchantiega o Jerezana

La ruta es por monte medio bajo por lo que la única dificultad radica en la distancia recorrida, 23 Km. aprox. y se puede hacer en todo momento por cañadas y vías pecuarias. En la ruta descrita vía satélite nos desviamos durante 2 Km. por la carretera Paterna de Rivera – Alcalá de los Gazules para realizar una parada técnica (unas cervecitas) en la Venta La Liebre. No obstante, se puede optar por volver por el mismo sitio por donde hemos andado hasta Peña Arpada sin necesidad de andar por la carretear (pero sin cervecitas).

Del Santuario parte la Cañada Real de Marchantiega o Jerezana la cual cruzar la autovía Jerez-Los Barrios por debajo del viaducto de Tablada. Siguiendo todo recto y tras cruzar la antigua carretera, hoy, vía de servicio, a unos 1.5 Km. aprox. nos cruzaremos con el río del Álamo para el que no hay forma de cruzarlo a no ser que encuentre un tronco sobre el arroyo o te descalces.

Río del Álamo, Cañada Real de Marchantiega o Jerezana

La ruta sigue en todo momento la Cañada Real de Marchantiega hasta llegar a las inmediaciones de Peña Arpada. No obstante en el cruce con el Cordel de las Hoyas, deberemos girar a la derecha para seguidamente a 200 metros, girar a la izquierda para seguir por la Cañada Real de Marchantiega. Tras subir un pequeño cerro a nuestra derecha aparecerá la singular forma de Peña Arpada. Ya solo nos queda recorrer los últimos kilómetros por la Cañada Real Marchantiega junto al Cortijo La Liebre, siendo este último tramo, de las pocas cañadas reales  no transformada en pista forestal donde visualmente mejor se aprecia los 72.2 m. de anchura que por precepto legal deben tener para ser considera “Real”.

Cañada Real de Marchantiega o Jerezana. Peña Arpada, al fondo.

Peña Arpada, Alcalá de los Gazules.

Peña Arpada, Alcalá de los Gazules.

La vaca portera

Venta La Liebre, Alcalá de los Gazules.

La roca negra de Peña Arpada

Historia, flora, fauna, geología y fe en una sola ruta y cerca de casa. ¿Algún misterio más? Sí… ¿está roca negra…? Perdidos…, en Peña Arpada. volveremos. Saludos. José Manuel Oneto.

Nota i.: Peña Arpada a pesar de ser considerado por mucho como una isla ecológica, no cuentan a día de hoy con ninguna figura de protección legal más allá del vallado cinegético que separan el ganado de la base de la Peña.

Nota ii.: En lo alto de Peña Arpada, me acorde de Victor, Cobeña, Vicente, Paloma y Ana, los cuales tenían mucho interés por conocer Peña Arpada y a quiénes no pude avisar con tiempo para que vinieran al no estar prevista la ruta. Prometo llevaros  y por qué no, encontrar el famoso volcán de fango.

Anuncios

16 Respuestas a “Senderismo: Peña Arpada (Alcalá de los Gazules)

  1. Hola, soy de paterna y actualmente gestiono el blog, paternaderiveradestinoturistico.blogspot.com, en su día fuimos alumnos de un curso de FPE de Turismo, y se nos ocurrió la idea de dar a conocer Paterna a traves del blog.
    Me alegra ver esta entrada sobre peña arpada, que aunque está en término de Alcalá, historicamente ha estado vinculado mas a Paterna.
    Pleitos aparte :) lo que si he visto en algunos comentarios es que buscaban las aguas sulfurosas, en el blog estoy haciendo una entrada sobre “ruta del agua” que va desde Paterna a Gigonza o Valle de los Baños como los árabes conocían la zona.
    El subsuelo de Paterna es un manantial y prueba de ello son las fuentes que la rodean, Fuente de la negra (hoy en deshuso), La Fuentecita o Los Charcones, Fuente de los remedios, Cañuelo o Gigonza, las aguas de la Fuentecita si son aguas sulfurosas, y además según los estudios muy ricas en propiedades. Hay varios nacimientos de aguas, y se caracteríza sobre todo por el olor a huevo podrido, que no eche pa´ atras esto, estas aguas son geniales para enfermedades cutaneas e incluso digestivas.

    Saludos desde Paterna

    • @PaternaDT: Interesante propuesta la que nos propones a través del blog. La comarca que forma el triángulo imaginario entre San José del Valle-Paterna-Alcalá de los Gazules opino que es una de las grandes olvidadas por todos (tanto por público en general como por parte de las administración) en cuanto al fomento del turismo, el ocio, el acondicionamiento de camino, etc. Espero que a través de su blog podamos conocer algo más del lugar.

      • Cierto es que estamos un poco olvidado, y por esta zona hay unos lugares bastante bonitos, y paisajes, castillos como el de Gigonza o el de El Esparragal. Nacimientos de aguas, potables y sulfurosas, y una gastronomía que quita el sentio, por no hablar de que Paterna es cuna del Cante por Peteneras…. en fin, invitamos a todo el mundo que quiera conocer estos lugares, y si sirve de ayuda nuestro blog, donde intentamos dar a conocer esta zona :)

      • Hola Jose Manuel, se que hay caminos rurales y vias pecuarias por la zona, aunque no son muy conocidas e incluso creo q estan en deshuso o invadidos por las tierras colindantes.
        Hubo una propuesta lanzada a la Presidencia de la Mancomunidad de La Janda desde Paterna para que se recuperasen estas vias y se le diera un uso de ecoturísmo. Esperemos que sea así sería una oportunidad magnifica para conocer todo nuestro entorno.

  2. Yo os puedo decir que me llevaron hace yá muchos años a ese lugar y pude ver eso que parece ser un volcan de fango,claro preguntaréis que donde está?Si consigo localizar al profe que fué el que me lo enseñó prometo decirlo por aquí porque realmente yo no le dí mucha importancia.

  3. Estimado José Manuel:

    Estuve viendo tu post sobre la ruta que me indicas, y sinceramente, me encantó. Riquísimo todo el anecdotario que incluyes…

    Te agradezco mucho las indicaciones, y la recomendación de la ruta de Peña Arpada.

    Hace un par de años, recorrí la finca del Castillo de Gigonza en busca de unos antiguos baños árabes de aguas sulfurosas, siguiendo las indicaciones del guarda, que nos permitió acceder. Finalmente no las encontramos, pero el señor nos dijo que estaban en lo alto de un cerro, que existían las ruinas, y que no había agua, pero si un fuerte hedor a huevos podridos… No sé si sabes algo de esto. De todas formas, quiero volver a intentarlo un día. A la fuente que me indicas iré proximamente a “catar sus aguas”. Conozco otras fuentes y manantiales (muy) sulfurosas cercanas a Paterna. Imagino que ya las conocerás.

    Un abrazo!

    Chals HFR!

    • Hola Carlos,
      La referencia que me das de los baños la desconozco. Nosotros también teniamos conocimiento de ello pero pensábamos cuando llegamos al Castillo de Gigonza que estaba junto al mismo. Una vez allí nos dimos cuenta de que no, y tras buscar un poco, no dimos con los baños. Lo que sí dimos fue con la pequeña fuente de aguas sulfurosas que aparece en la imagen. No sé de muchas más fuentes y manantiales en la zona, sé de una fuente, La Fuentecita, en Paterna que otro compañero del blog visitó hace un par de meses, y escribió algo en: http://joseyangela.blogspot.com/2010/06/paterna-de-rivera.html Y hasta ahí son mis conocimientos. Sé por la prensa que desde el ayuntamiento de Paterna tienen la intencionalidad de utilizarlos como recursos turístico por lo que he supuesto de la existencia de más de una de estas fuente en la zona. Si has leido en el artículo sobre Peña Arpada habrás comprobado que allí hace un tiempo hubo un volcán de fango (desconozco si existe aún hoy día; de las pocas referencias a la existencia del mismo data de más de 100 años…), pero lo que sí comprobamos fue la alta salinidad de la zona. No siendo de extrañar por otro lado, ya que no muy lejos de Peña Arpada existió unas salinas. En definitiva, como otros tanto lugares y sitios, tan desconocidos y apasionantes de nuestra provincia, me gustaría conocer y descubrir dichas fuente, por lo que si algún día te animas, cuenta conmigo. Saludos. José Manuel

      • Estimado Josá Manuel:
        Si que lei la historia del volcan de fango de peña arpada, y me quedé boquiabierto…super-interesante.
        Respecto a los baños, tengo muchas ganas de volver a intentar su búsqueda…Sin duda contactaré contigo, sería un placer.
        De todas formas, si que es cierto que hay varios manantiales de aguas sulfurosas que surgen de la “roca” sobre la que se encuentra Paterna, y en sus alrededores…yo conozco cuatro. Uno de ellos dentro de una finca privada.
        La provincia de Cádiz es muy rica en manantiales de aguas medicinales, encuentro reseñas historicas por todos lados…aunque muchos de los baños de los que se hablan, ni existen…o nadie sabe de ellos…
        En fin este es un tema que me interesa mucho. Seguiré contándote todo lo que encuentre.
        Un Abrazo!

        Chals HFR!

  4. Eli,
    lo de mandar las fotos por email ya chungi… a ver si hago mejor un dvd con todas las fotos de grupo de todas las rutas y os lo llevais a casa.

    Vicente y Ana,
    volveremos e intentaremos buscar el volcán de fango que Macpherson describe en su obra “Bosquejo biológico de la provincia de Cádiz”. Pepe y Vicente, como sé que os mueven las cosas curiosas aquí os pego información sobre los volcanes de fango: http://revistas.um.es/analesbio/article/viewFile/35321/33831

  5. hola soy ana, que envidia me ha dado ver las fotos, me quede con las ganas la otra vez, espero que se repita. Un saludo

  6. Bueno, llegasteis a Peña Arpada!!. Ya que conoceis el camino, teneis que llevarnos hasta alli!!
    Ahora que veo las fotos, tengo aun más ganas de ir :)

  7. Jose, en el final de Lost no han explicado lo de la piedra negra…. bueno no han explicado nadaaaa!!!

    Pasa las fotos por mail!

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s