Senderismo: Castillo de Aznalmara


Distancia: 17.5 Km. aprox.
Dificultad: Media.
Duración: 7 horas.
De interés: Castillo de Aznalmara, nacimiento del arroyo Hondón, ribera y valle del Tavizna.
Permisos: No, aunque se cruza algunas fincas privadas por angarillas sin candados que debemos dejar cerrada a nuestro paso.
Modalidad: Circular.
Niños: No
Ruta vía satélite: Castillo de Aznalmara.
A tener en cuenta: Precaución en el tramo de subida al castillo de Aznalmara al realizarse por roca con escaso sendero. Es un sendero no señalizado por lo que se precisa de GPS sobre todo para poder realizar el tramo entre el castillo de Aznalmara y el nacimiento del arroyo Hondón.

En el día de ayer disfrutamos de una nueva jornada de senderismo en esta ocasión por la ribera del río Tavizna con el fin de visitar el castillo de Aznalmara y el nacimiento del arroyo Hondón. Dejamos el coche en Tavizna, un pequeño núcleo rural rodeado de huertas junto a la ribera del río Tavizna, que pertenece a Benaocaz y donde iniciamos la caminata siguiendo las indicaciones a la Vivienda Rural, la Finca El Huertezuelo. Por este carril de acceso a las numerosas fincas anejas a la ribera del río Tavizna, empezamos a ver el primero de nuestro objetivo en el día de hoy, subir al castillo de Aznalmara.

El castillo de Aznalmara o de Tavizna desde el aparcamiento.

Durante 1.5 Km. caminamos por el carril de acceso a las numerosas fincas de la ribera del río Tavizna antes de llegar al inicio del sendero.

El sendero comienza junto a la Casa Rural El Huertezuelo. Tavizna.

El sendero por la ribera del río Tavizna.

Por el valle del río Tavizna.

Descansando antes de iniciar la subida al castillo de Aznalmara (en segundo plano)

En prado antes de iniciar la subida al castillo de Aznalmara tenemos una hermosa panorámica de la Sierra de la Silla.

Castillo de Aznalmara. Tavizna.

Prado del castillo de Tavizna y la Sierra del Caillo.

Castillo de Aznalmara. Tavizna.

Ascendiendo al castillo de Aznalmara. Empezamos a ver los restos de las almenas del castillo.

El castillo de Aznalmara se encuentra rodeado por la sierras de Albarracín, de la Silla, el Caillo y la Sierra del Pinar. Junto a castillo de Aznalmara discurre el río Tavizna que termina desembocando en el río Majaceite por entre las sierras de Albarracín y de la Silla. La presencia de valles fluviales como el de Tavizna, configuró buena parte de las actuales poblaciones Serrana nacidas de la época musulmana y que han perdurado en el tiempo hasta nuestros días. Del mismo periodo nacen otros núcleos poblacionales, que se configuran como emplazamientos fortificados como son el castillo de Aznalmara y el castillo de Cardela (conocido popularmente como castillo de Fátima, y que se encuentra enclavado en un risco saliente de la Sierra de la Silla).

El castillo de Aznalmara por su configuración de fortaleza controlaba estratégicamente el acceso a la Serranía desde el oeste conjuntamente con el castillo de Fátima. Ambas fortificaciones dominaba un amplio territorio tanto de la zona que estuvo bajo dominio nazarí como del sector de sus enemigos castellanos.

Tal era la importancia del emplazamiento del castillo de Aznalmara que pudo formar parte de un sistema defensivo en contacto visual con otros puntos de vigilancia como puedo ser Matrera (en Prado del Rey), Iptuci, Ocurri y el propio castillo de Fátima.

El patio de armas del castillo de Aznalmara. Tavizna.

La Sierra del Caillo al fondo y en primer plano el Salto del Cabrero. A la izquierda la Sierra del Pinar.

Castillo de Aznalmara. En esta imagen se observa la importancia del castillo como punto estratégico al dominar todo el valle del Tavizna y el paso entre la Sierra de la Silla y la Sierra de Albarracín.

El prado del castillo de Aznalmara desde la Torre del Homenaje.

Castillo de Aznalmara. Tavizna.

Aljibe del castillo de Aznalmara con bóveda de medio cañón derrumbada.

El castillo de Aznalmara y la Torre del Homenaje desde el patio de Armas.

Benaocaz y el Salto del Cabrero visto desde el castillo de Aznalmara. Tavizna.

Bajando del castillo de Aznalmara buscando el sendero que nos llevará hasta el nacimiento del arroyo Hondón en las inmediaciones del Salto del Cabrero.

Cruzando el río Tavizna.

El sendero hasta el arroyo Hondón transcurre por la ribera del río Tavizna por un sendero no señalizado por lo que se precisa de GPS. En esta ocasión cruzamos el río Tavizna por un pequeño y encantador puente medieval oculto entre la ribera.

Llegamos a una pista forestal que nos llevará hasta un carril que nos conducirá hasta el nacimiento del arroyo Hondón, en las próximidades del Salto del Cabrero.

Nacimiento del arroyo Hondón (Km.10 aprox.). El agua se filtra por la roca dando lugar a una pequeña laguna.

Empieza a caer el sol y la luz del atardecer nos depara una hermosa estampa del Salto del Cabrero.

Caminando por la pista forestal camino de Tavizna. Al fondo el Salto del Cabrero y la Sierra del Pinar.

Ya casi sin luz llegamos  al aparcamiento en Tavizna (Km.17 aprox.)

Las ruinas del castillo de Aznalmara, aislado sobre un cerro de 600 m. de altura, domina visualmente todo el valle del Tavizna y su arquitectura llama la atención por lo bien conservada a pesar del transcurrir de los años. En su interior existe dos aljibes, de los cuales uno de ellos, el emplazado en el patio de armas, debió poseer una cubierta de bóveda de medio cañón. Llama la atención los restos de una torre pentagonal (que me recuerda a la imagen de las pirámides aztecas) y que fue posiblemente construido con restos del propio castillo durante la invasión francesa en la Guerra de la Independencia. Aznalmara pasó sucesivamente a manos musulmanas y cristianas durante un largo periodo de tiempo hasta que en el 1485 cayó definitivamente en poder del marqués de Cádiz, pasando así al área de influencia de los Reyes Católicos. Desde entonces, los restos del castillo descansan sobre el cerro en plena armonía con la naturaleza, en un lugar privilegiado y con mucho encanto, del que poco o nada se conoce.

Con objeto de hacer la ruta circular seguimos la ribera del río Tavizna hasta las inmediaciones del Salto del Cabrero para ver el nacimiento del arroyo Hondón. La vuelta la haremos por una pista forestal hasta las inmediaciones con la carretera El Bosque-Ubrique a la altura del Puerto de la Silla y desde aquí por otra pista forestal hasta el aparcamiento en Tavizna.

José Manuel Oneto Mariscal

Anuncios

Una respuesta a “Senderismo: Castillo de Aznalmara

  1. ME HA GUSTADO MUCHO TUS COMENTRIOS YFOTS, YO HE VISTO ESOS LINDOS PARAJES HOY PERO EN SENTIDO CONTRARIO TE FELICITO.

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s