Senderismo: Ubrique-Ronda (1/2 días)


Distancia: 20.5 Km. (de 50 Km. aprox.)
Dificultad: Media.
Duración: 8 horas aprox. (incluye parada)
De interés: calzada romana de Ubrique-Benaocaz, camino bimilenario medieval de la Manga de Villaluenga.
Permisos: NO
Modalidad: Lineal
Ruta vía satélite: Solicitar por email: asociaciondruta@hotmail.com

 O lo que es lo mismo: cuando el andar además de un placer se convierte en una forma de viajar. A diferencia de otros artículos donde describo allá por donde ando, en el presente post voy a realizar un alegato por una forma de viajar diferente, cultural, sana, respetuosa con el medioambiente, social y económica. A pie o en bicicleta cada vez somos más los que nos animamos a conocer nuestro entorno de forma diferente. Lo que en otros países europeos es algo normal, aquí en España y más concretamente en Andalucía no lo es. A veces no entendemos cómo se puede viajar sin usar el coche, pero, se puede. Parte de la culpa viene por el deficitario transporte público, con pocos medios, frecuencias (¿cómo se puede tardar en bus 3 horas y medias desde Ronda a Cádiz?) y por supuesto nada económico; pero también es una cuestión cultural. No necesitas irte muy lejos de casa para disfrutar de un fin de semana diferente. ¡Todo es cuestión de cambiar el chip! ¡Y si no, que se lo digan a mi amigo Pepe!

¡Olvídate del coche y déjalo aparcado! Bucea por los laberínticos “timatable” de Transportes Comes y Los Amarillos, y te sorprenderás que puedas llegar a Tavizna desde Jerez de la Frontera. Y si llegas a Tavizna… ¿por qué no a Ubrique?

Allá que nos fuimos. Como si de un viaje a Madrid se tratase, María y yo, nos montamos en el primer Comes que salía de Cádiz a las 8.00 am. El bus con destino al Aeropuerto, realiza una parada en Jerez de la Frontera a las 8.45 am. donde hacemos trasbordo a un bus de la compañía Los Amarillos que nos dejara en Ubrique a eso de las 11 am. Ya estamos en Ubrique, con dos días por delante, y 50 Km. de distancia hasta Ronda, nuestro destino. Aún no hemos salido de la provincia de Cádiz y nuestra sensación (bien sea por los cerca de 3 hora de bus o por los 50 Km.) es de estar viajando. ¡Hemos cambiado el chip!

Una ruta de senderismo clásica, como es la Calzada Romana entre Ubrique y Benaocaz sabe mejor con la “casa” acuesta. ¡y qué diferente! Como dos caracoles, enfilamos la continúa pendiente de la calzada romana hasta la intersección con el bimilinario camino de la Manga de Villaluenga. Unos más que otros, somos mochilas con patas, que poco a poco subimos por la calzada maravillándonos de la belleza de esta obra de ingeniería clásica. Entre paradita y paradita da tiempo para conversar, echar unas risas y ¿por qué no? conocernos mejor. En situaciones límites como la que se viven en este tipo de viaje donde racionalizas las gotitas de agua que te quedan en la cantimplora, compartes las galletas, no sabes dónde dormirás, o cuántos km. quedan para llegar; las amistades y las relaciones se fortalecen.

Llegados al área recreativa del Cintillo la ruta sigue por el bimilinario camino de La Manga de Villaluenga. Precioso camino empedrado medieval que aún hoy nosotros lo utilizamos como paso natural para llegar a Ronda como se viene haciendo desde hace 2000 años. Y es que, la calzada no podría estar construida en otro lugar que no fuera la “Manga de Villaluenga“, un largo paso, estrecho y muy profundo, cuya morfología kárstica ha originado más de 70 cavidades en sus laderas y que constituye un estratégico paso, como única vía de comunicación natural entre la Sierra de Cádiz y la Serranía de Ronda en Málaga.

En su origen muy probablemente unía a ambos lados de la Manga; tanto Vsaepo y Acinipo, como las ciudades romanas de Ocurri y Lacíbula. Sin saberlo, María y yo, estamos recreando una antigua vía de comunicación entre Ocurri (Ubrique) y Acinipo (Ronda). A pesar de la actual carretera que se construyó en los años 20, por suerte la calzada se siguió utilizando para el transporte de mercancías en bestias y de personas a caballos dado los pocos coches que por entonces existían. Hoy, nosotros y otros senderistas seguimos disfrutando de esta vía de comunicación y gracias a ella podemos viajar sin el peligro que supone caminar por la carretera desde Ubrique a Villaluenga. Sobre la calzada discurre una vía pecuaria de primer orden utilizada como ruta de tránsito ganadero que recibe distintas denominaciones: CR de los Pedernales en Benaocaz y CR de la Manga o Campobuche en Villaluenga del Rosario.

Señalización de tráfico. Distancias similares a la que hay que recorrer a pie desde Villaluenga del Rosario (Cádiz) a Ubrique y a Ronda.

En el bus camino de Jerez de la Frontera donde haremos trasbordo en otro bus que nos llevará hasta Ubrique. Como podréis comprobar a las 8 am. de un sábado sólo viajamos en el bus de Cádiz a Jerez 3 personas y el conductor.

Antes de iniciar la subida a Villaluenga por la calzada romana llenamos nuestras cantimploras de agua de la Fuente de los 9 Caños. Ubrique. Es habitual ver en dicha fuente a ciudadanos de Ubrique llenar sus botellas de agua para consumo. La fuente de los 9 Caños es uno de los numerosos manantiales que constituyen las fuentes del río Benalfí, explotadas y canalizadas en la época de los árabes.

Calzada romana Ubrique-Benaocaz. Hermosa calzada en perfecto estado de conservación.

Calzada romana Ubrique-Benaocaz. Junto a la calzada aún hoy se conservan los canales que permiten evacuar el agua de la calzada para evitar los charcos.

Calzada romana Ubrique-Benaocaz.

 

Alcantarilla. Calzada romana Ubrique-Benaocaz. Además de los canales laterales para evacuar el agua de lluvia existen varias alcantarillas que no debemos confundir con el concepto actual de alcantarilla. En Roma se identificaba como tal a las pequeñas obras realizadas en las calzadas para canalizar el agua de un arroyo por ejemplo.

Esquema sobre la construcción de una alcantarilla en la calzada romana Ubrique-Benaocaz.

Señal. Intersección de la Calzada romana Ubrique-Benaocaz con el antiguo camino bimilenario de “La Manga de Villaluenga del Rosario” 

El camino antiguo de La Manga de Villaluenga, de construcción similar a la calzada romana Ubrique-Benaocaz es menos transitada que está última. Ello permite llegar con comodidad desde Ubrique a Villaluenga del Rosario sin pisar asfalto.

Benaocaz desde la Calzada Romana.

Distancia a Villaluenga desde el Área Recreativa del Cintillo.

La Sierra de la Silla al fondo. La calzada romana que hoy recorremos parece ser que unía Corduba (Córdoba) y Carteia (Algeciras).

En las imágenes superiores se puede apreciar la belleza de este paso natural de la Sierra: La Manga de Villaluenga del Rosario. En ella coexisten hoy día la actual carretera entre Ubrique-Grazalema y un camino de más de 2000 años de antigüedad que formaba parte de la vía romana romana entre Córdoba y Algeciras.   

Cuantas veces habré estado en Villaluenga del Rosario y nunca me cansaré de subir a su mirador. Villaluenga del Rosario, el pueblo a mayor altitud de la provincia de Cádiz es una joya de arquitectura popular que combina armónicamente un laberinto de calles estrechas y empinadas con peñascos y casas de fachadas blanquecidas por la cal con sus tejados ondulados y floridos balcones. Hoy, constituye para nosotros un lugar de paso pero sin lugar a duda es un sitio donde perderse una noche de verano. De aquí a Ubrique hay 12 Km. que a muy buen seguro han sido unos cuantos más a pie. Y otros 35 Km. a Ronda. Siempre por carretera. Pero para ir a Ronda andando por caminos públicos nos toca adentrarnos en los maravillosos Llanos del Republicano y Sierra de Líbar. Nos espera el transitado y también bimilinario paso del Puerto del Correo o Puerto de Líbar (1.021 m.)

La subida al Puerto del Correo desde los 790 metros de altitud de los Llanos del Republicano casi agota nuestras provisiones de agua. El sol va cayendo poco a poco en el horizonte y los últimos senderistas bajan del Puerto del Correo dirección Villaluenga; son las 17.30 y a nosotros nos toca el tramo más duro de la etapa. La tenue luz del atardecer y la sensación de la más absoluta soledad nos invaden poco a poco. ¡Qué maravilla!

Los últimos rayos de sol atraviesan la Sierra de Líbar para dejarse ver por los Llanos de Líbar. Son cerca de las siete de la tarde y en los Llanos de Libar estamos María, yo y unas cuantas de vacas. Aguardamos de pie a ver un atardecer único como cualquier otro en un marco inmejorable. Con el sabor de los planes cumplidos, sin contratiempos, sin agua pero con un litro de cerveza comprada en el Museo del Queso (¡¿queso?, ¡¡¡cerveza!!!) celebramos con satisfacción nuestro primer día de viaje a Ronda o lo que es lo mismo: cuando el andar además de un placer se convierte en una forma de viajar.

José Manuel Oneto Mariscal.

Llegamos a Villaluenga del Rosario. La localidad a más altitud de la provincia de Cádiz (940m.) 

La Manga y Villaluenga del Rosario desde el Mirador.

Los Llanos del Republicano. Al fondo el mítico Puerto del Coreo.

Puerto del Correo (1021 m.). Los Llanos del Republicano (790 m.)

Señalización del GR-7. Al inicio del Puerto del Correo. Tiempo estimado para cruzarlo: 1 h. 15 m.

Los Llanos del Republicano (al fondo) desde el Puerto del Correo o Puerto de Líbar.

Los impresionantes Llanos de Líbar lo son aún más cuando cae el sol.

La Sierra del Palo desde los Llanos de Líbar.

Llegando al Cortijo de Líbar.

Anuncios

9 Respuestas a “Senderismo: Ubrique-Ronda (1/2 días)

    • Hola Mauri,
      La noche la pasamos junto al Cortijo de Líbar. Aunque nuestra idea inicial era vivaquear finalmente optamos por montar una pequeña tienda vivac de 2,6 Kg. de peso, muy parecida a esta: http://bit.ly/2sam69p. Si te animas nos cuenta tu experiencia. Un abrazo.

      • Dalo por hecho, en cuanto nos animemos te informo e incluso si alguien se anima a hacerla que me lo diga.

    • Si. Aunque también sea dicho que el tramo entre Ubrique-Benaocaz fue recuperado y puesto en valor por las administraciones públicas. No obstante no estaría mal que volvieran a darle un repasito que últimamente hay mucho tráfico de senderista por la calzada.
      Saludos. José Manuel.

  1. @ Juan Luis: Llevas toda la razón. Te tengo por sabio y te haré caso. Ya toca un hotelito o un parador. De todos modos, María, disfruta igual o más que yo con todas estas aventuras.

    @ Chema: En efecto Chema, como bien dices, no todo el mundo sabe apreciarlo. En nosotros estás que poco a poco esta forma de viajar se generalice (en su medida justa) y se nos tenga en consideración por parte de las administraciones públicas y empresas privadas (por ejemplo ampliando el número de plazas de bicicletas en los trenes de media distancia o en los buses, que todo depende del chofer que te toque)

    @ Manolo: a ver si el tiempo da una tregua e iniciamos la temporada rutera de primavera. Invitado quedas.

  2. Estupenda excursión… Entre la paliza en bici, bajo la lluvia, de la vía verde de la Subética; el frío intenso de la subida frustrada a el Palo; lo cutre del albergue de las setas y esta última paliza… Quillo lleva a María a unas buenas vacaciones, en un hotel de 5 estrellas que se lo merece. Un abrazo a los dos

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s