Alhama, la “Ronda” de Granada


Alhama de Granada

Alhama de Granada

Alhama de Granada, cruce de camino durante siglos y puerta de entrada al Reino de Granada en época musulmán.

 

Alhama de Granada.

Lugares de interés: Tajo de Alhama, Baños y Balneario de Alhama, Casa de la Inquisición, Iglesia de la Encarnación, Plaza de los Presos y Caños wamba.

Menos conocida que su hermana mayor son pocos los viajeros que la conocen como la “Ronda” de Granada. Otros la llaman la “Ronda chica” pero todos la conocen por sus Al-Hammán o baños termales. En este pequeño relato trataré de reflejar cuatro horas de visitas por sus calles y plazas, con Richard Ford, viajero inglés del siglo XVIII que me descubrirá a través de la lectura de su “Manual para viajeros por España y Lectores en Casa” (1844), está pintoresca localidad andaluza de semblante árabe.

Nuestro guía, Richard Ford vino a Andalucía para cuidar de la salud de su mujer. Su precaria salud hacia preciso un cambio de clima y ambos fijaron su residencia en Sevilla y Granada. Richard, recorrió buena parte de la geografía andaluza reflejando en su libro las antigüedades, leyendas y dichos populares de Alhama de Granada y otras localidades españolas.

Como ya hemos dicho, Alhama de Granada es conocida por sus baños. La palabra Alhama, proviene del sustantivo Al-Hammán, que significa “baños” en árabe. A mediados del siglo XIX, los baños que son, hoy día, el principal reclamo turístico de la localidad eran conocidos y reflejado en crónicas y libros de viajes. Aunque su estado eran del todo decadente, los baños ya usados como tal en época romana eran de visita obligada. Pero tanto Richard Ford como otros viajeros románticos que pasearon por calles y plazas de Alhama quedaron conquistados, no por los baños, sino por el impresionante Tajo de donde “en equilibrio se posan pintorescas casas con viñas al tresbolillo y jardines colgantes” (Richard Ford). El famoso poeta y dramaturgo Théophile Gautier describiría la misma postal como “un pueblecillo que está colgando sobre una enorme roca o pico como un nido de águila”. Con tales descripciones, que reflejan fielmente la visión romántica de la realidad, no es de extrañar que ya en el siglo XIX se conociera a Alhama de Granada como la “Ronda de estos distritos alpinos” (Richar Ford).

El escudo de heráldico de la localidad refleja en buena medida parte la importancia de esta localidad en la cosquista cristiana del Reino de Granada. Alhama era considerada la llave por tierra de Granada, y ello queda reflejado en su escudo heráldico, donde dos llaves simbolizan dos puertas que existían en la antigua muralla de la ciudad y que daban a acceso a Granada y a Málaga.

 

La toma de Alhama de Granada por los cristianos en represalia por la toma nazarí de Zahara de la Sierra significó el inicio de una guerra entre ambos reinos que duraría 10 años. Lord Byron, se encargaría de traducir 300 años después a la lengua de Shakespeare el romance que dice “¡Ay de mi Alhama!”, donde se describe la reacción y lamento del rey moro ante la noticia de las pérdida de la ciudad, y las acusaciones de que es objeto éste por parte de uno de sus súbditos. El romance empieza así:

Paseábase el rey moro
Por la ciudad de Granada
Desde la puerta de Elvira,
Hasta la Vivarrambla.
¡Ay de mi Alhama!

Y en la lengua de Shakespeare:

The Moorish king rides up and down
Through Granada´s royal town,
From Elvira´s gates to those
of Birarambla on he goes
Woe is me, Alhama!

Leer más.

Ford habla de un acueducto en la plaza que no llegó a identificar. Gautier también cuando afirma “nadie se atrevía a cruzar la plaza del pueblo con aquella temperatura. Esta plaza es de una originalidad pintoresca. Está bajo un acueducto, que marca sus grandes arcos de piedra; a un lado de una meseta que se ve a su vera hay un abismo, en cuyo fondo se ve entre macizos de árboles algunos molinos movidos por un torrente de agua saltarina y espumosa”. A bien seguro, el hoy desaparecido acueducto de la plaza fue destruido por un devastador terremoto que arrasó la ciudad en 1884, años después de que Richard Ford y Guatier pasearan por Alhama. Una placa en la Iglesia Parroquial recuerda aquel suceso:

“A las nueves de la noche, el día de navidad de N.S.J, año 1884, comenzó a estremecerse la tierra de Granada y Málaga, en la zona de 200 kilómetros de longitud y 70 de anchura con 106 poblaciones. Arruinandose algunas: en casi todas ellas se desplomaron edificios; murieron 745 personas, 1253 sufrieron daños corporales; nadie quedo libre de amargura y espanto”.

Afirma la placa que el rey Alfonso XII y otros nobles españoles destinaron más de 6 millones de pesetas (de las de 1884) a restaurar la ciudad, construyéndose o reparándose 14.000 casas así como buena parte de las iglesias y ermitas de la comarca.

Retrocediendo en el tiempo, el Reino de Granada es reconquistado por los Reyes Católicos e Isabel manda a construir iglesias donde antes existía una mezquita. Así es como ocurre en tres de las iglesias de Alhama de Granada, destacado por su monuntalidad la Iglesia de la Encarnación, en cuya base podemos apreciar la diferencia de estilos arquitectónicos con el muro original de la antigua mezquita.

En la Plaza de los Presos junto a la Iglesia de la Encarnación recreo en mi mente la estampa que vivió Richard Ford siglo antes cuando estuvo en este mismo lugar: “…la lamentable cárcel, desde cuyas altas ventanas enrejadas el forastero es llamado a gritos por los desgraciados en cuyo ojos se retrata el hambre, y en cuyo rostro se lee la culpa y la opresión”. Hoy, la antigua cárcel sigue ahí, y las ventanas enrejadas (son 3) también. El edificio, que data de 1674, ha sido restaurado recientemente por una escuela taller, destacando 3 elementos arquitectónicos como son un escudo de la época de la ciudad, la inscripción con la fecha de construcción  y la ventana con doble enrejado.

Muy cerca y tras cruzar un arco junto a la escalinata de acceso de la Iglesia de la Encarnación, se ve la casa más señorial de toda la ciudad, por donde no pasan los siglos y que aún conserva los elementos arquitectónicos que Richard Ford describió como: “… ventanas góticas del siglo XV, el curioso adorno en bola tan frecuente en Toledo y los adornos salientes que se ven en Salamanca y Guadalajara”.Desde aquí Ford marcha a Granada, realizando una parada en los Baños, donde destaca el “El baño de la Reyna” como el de mayor belleza.

Alhama de Granada

Escudo de Alhama de Granada sobre un portón. Obsérvese el detalle de las llaves.

Alhama de Granada

Ventanas de estilos góticos (S.XV) de la Casa de la Inqusición. Alhama de Granada.

Alhama de Granada

 

Casa de la Inquisición. Alhama de Granada.

Alhama de Granada

Detalle de las bolas de la Casa de la Inquisición. Alhama de Granada.

Alhama de Granada

Casa de la Inquisión. Alhama de Granada. Detalle de la ventana de estilo gótico.

Alhama de Granada

Iglesia de la Encarnación. Alhama de Granada.

Alhama de Granada

Placa en recuerdo al terremoto de 1884 sobre la Iglesia de la Encarnación.

Alhama de Granada

Alhama de Granada

Detalle de la escalinata de acceso a la Iglesia de la Encarnación donde podemos observar en la base del edificio la diferencia de estilo que no es otra cosa que los restos de la antigua mezquita de Alhama.  

Alhama de Granada

Azulejos “Plaza de los Presos”

Alhama de Granada

Antigua cárcel de Alhama de Granada.

Alhama de Granada

Detalles antigua cárcel de Alhama de Granada.

Alhama de Granada

Plaza de los Presos. Alhama de Granada. Al fondo el edificio usado en otra época como cárcel. Aún conserva las rejas de los ventanales que recogió Richard Ford en su libro.

Alhama de Granada

Torre de la Iglesia de la Encarnación. Alhama de Granada.

Alhama de Granada

Alhama de Granada

Tajo de Alhama. Granada.

Alhama de Granada

Alhama de Granada

Molinos, Tajo de Alhama de Granada. 

Yo, por mi parte, la visita a los baños la tendré que posponer para otro día. Eso sí, antes partir, no dejes de visitar el impresionante Tajo desde el convento de San Diego.

¡Ay de mi Alhama! 

José Manuel Oneto. Mayo de 2011.

Anuncios

Introduce tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s