“Las Aguzaderas” de El Coronil

José de las Cuevas inicia su relato significando la singularidad del Castillo de las Aguzaderas: “No creo existan muchos castillos como el de “Las Aguzaderas”, metido en la hondonada de un olivar llano como la palma de la mano. Si acaso los castillo de Navarra, entre viñas forestales, o los de Guipúzcoa, mestizos de masía y fortaleza, con sus balcones, sus jardines, sus palmeras de madera oscura”.

Anuncios
Leer Artículo →