El FMI estima que la crisis económica en España se prolongará hasta 2026

Tras pronosticar unas mejores perspectivas económicas a finales del año pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha realizado un nuevo análisis del crecimiento de España, que estima en un 6,4% para 2021, cinco décimas más que sus anteriores estimaciones. Y para el próximo año, indican un aumento al 4,7%.

España se enfrenta a la crisis

Sin embargo, a pesar de esta mejora económica, España aún debe hacer esfuerzos para recuperarse. Se estima que será la nación europea que más dificultades tendrá para recuperar su PIB anterior a la crisis en 2022.

Asimismo, el FMI considera que España no alcanzará su nivel de paro anterior a la crisis: el 14,1% de la población activa; ni siquiera durante los próximos 5 años, en los que estima que seguirá fluctuando en el 14,5%. Según las previsiones, España terminará el año 2021 con una tasa del 16,8%, y en 2022 bajará al 15,8%. Un año después, en 2023, será del 14,5% y en 2024 será del 14,3% antes de subir al 14,5% en 2026. España tiene la novena tasa de paro más alta, superada por Grecia (16,6%).

La inversión privada y el consumo privado de la nación española disminuyeron un 12,4% en 2020 para ambos, y el consumo público aumentó un 4,5%.

Una evaluación económica para España

Para 2021, se espera que España sea el país europeo con mayor aumento del consumo público: un 3,9%, menos que el 12% del Reino Unido y el 10,1% de Estados Unidos.

Según el FMI, se espera que el PIB se sitúe en torno al 9% este año y que caiga al 5,8% en 2022; en 2023 bajará al 4,9% y se mantendrá en el 4,3% hasta 2026.

El consumo privado aumentará hasta un 6% este año, una cifra que no recuperará todo el daño económico causado hasta 2020.